Menu

Castillo y Gil Abogados. "Límites para la determinación del nombre"

nombrecastillogilabogEn las últimas semanas ha habido bastante revuelo con respecto a este tema, todo ello a consecuencia de que unos padres decidieran llamar a su hijo “Lobo”. Analizaremos en este articulo las limitaciones a la imposición del nombre.

En toda inscripción de nacimiento deberá expresarse el nombre que se da al nacido, eligiendo el mismo los padres o los guardadores. Si no se expresa ningún nombre, o se elige alguno que no cumple con los requisitos, el Encargado del Registro les requerirá para que den al nacido un nombre válido, advirtiéndoles de que si no lo hicieran pasados tres dias se inscribirá el nacimiento imponiéndose el nombre por el Encargado del Registro.

Para la determinación del nombre han de respetarse los siguientes límites:

Número de nombres.

No pueden imponerse más de dos nombres simples ni más de un nombre compuesto. Esta limitación, pretende evitar la confusión, así como la inscripción de nombres que no lleguen a ser efectivamente utilizados para identificar a la persona.

Prohibición de nombres que objetivamente perjudiquen a la persona.

Por tales entenderemos aquellos que por sí o en combinación con los apellidos, resulten contrarios al decoro. Esta limitación, que pretende tutelar la dignidad de las personas, encierra un alto grado de arbitrariedad, ya que atiende a criterios subjetivos. Un ejemplo de esta prohibición es el nombre “Judas”.

Nombres que hagan confusa la identificación y aquellos que induzcan a error en cuanto al sexo.

Se encuentra incluido en este supuesto la prohibición de conversión en nombre de apellidos o de seudónimos por hacer confusa la identificación. Un ejemplo de esta prohibición pudo haber sido el nombre “Lobo”, que si bien hace unas semanas fue denegado por el Registro Civil de Fuenlabrada alegando que se trataba de un apellido común, según parece será finalmente aceptado como nombre. Un caso similar fue el nombre “Pedro Maradona” denegado por ser este último un apellido.

En cuanto a los nombres que induzcan en su conjunto a error en cuanto al sexo, esta prohibición se ha venido restringiendo a los nombres que designan inequívocamente el sexo opuesto.

Prohibición de mismo nombre para hermanos.

No puede imponerse al nacido el mismo nombre que tenga uno de sus hermanos.

La razón de tal prohibición es evitar confusiones, ahora bien, estas prohibiciones han de interpretarse de forma restrictiva, motivo por el cual la homonimia debe ser total, siendo perfectamente admisible los nombres de “Juan Antonio” y “Juan Pablo” para dos hermanos,dado que existe diferenciación entre ambos. Tampoco se prohíbe usar la variante masculina y femenina de un nombre para dos hermanos, como por ejemplo “Antonio” y “Antonia”.

Destacar que esta prohibición viene establecida para hermanos de doble vínculo, dado que cuando solo se comparte un apellido, la identidad de los hermanos no genera confusión.

Si necesitas asesoramiento legal, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de cualquiera de los siguientes medios: teléfonos 722-113-130 ó 618-012-877; en nuestra página de Facebook "Castillo y Gil Abogados"; o en el email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento