Menu

Castillo y Gil Abogados. "Reparaciones en la vivienda arrendada"

Reparaciones en la vivienda arrendada


Una de las situaciones que más controversia suele generar entre arrendador e inquilino se produce cuando hay que realizar reparaciones en el inmueble ¿Quién debe hacerse cargo?


Para responder a esta pregunta, en primer lugar, tendremos que acudir al contrato de arrendamiento –si lo hay- dado que en el mismo se pudo haber establecido quién debe correr con dichos gastos, todo ello en virtud de la libertad de pactos. Si no se establece nada en el contrato, tendremos que acudir a la Ley de Arrendamiento Urbanos, disponiendo la misma en su artículo 21.4 que las pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario de la vivienda serán de cargo del arrendatario, es decir, el inquilino. ¿Pero qué se entiende exactamente por “pequeñas reparaciones”?

Por un lado, se encuentran las reparaciones ordinarias (a cargo del arrendador) y por otro, las pequeñas reparaciones (a cargo del arrendatario), si bien es cierto que la redacción del artículo 21.4 establece que estas últimas corren a cargo del inquilino, en el mismo no se establece una definición de este concepto, a pesar de lo expuesto, la doctrina ha venido estableciendo una serie de criterios que deberán analizarse en su conjunto para determinar qué se considera pequeña reparación:

Si la avería aparece al poco tiempo de iniciarse el contrato, puede considerarse que no será a cargo del arrendatario, puesto que no ha tenido tiempo de que se estropee ese elemento por el uso, así que será a cargo del arrendador.

Desgaste por uso ordinario de la vivienda: si se viene realizando un uso normal y ordinario de la vivienda y el elemento se ha desgastado debido a ese uso y hay que repararlo, entonces corresponderá la reparación o sustitución al inquilino. Si por el contrario se produce un uso normal y ordinario de la vivienda y el desgaste del elemento no se debe a este uso, la reparación o sustitución del elemento corresponderá al arrendador. Por último, si la reparación es necesaria por un uso no normal de la vivienda o del elemento, se podrá considerar que la causa es atribuible al inquilino, por lo que en este caso la reparación o sustitución la pagará éste.

También podemos hacer referencia al coste de la reparación, si es “razonable”, podemos considerarlo pequeña reparación. Podrá depender también del tipo de bien afectado, considerando que si se trata de bienes muebles serán a cargo del inquilino, y si se trata de elementos que afectan al bien inmueble (paredes, techos, etc.) serán de cuenta del arrendador.

En todo caso será el Juez el que decida si estamos ante una pequeña reparación teniendo en cuenta las circunstancias del caso concreto. Desde este Despacho recomendamos que antes de suscribir cualquier contrato de arrendamiento, se realice un reportaje fotográfico para dejar constancia del estado de los bienes y así evitar cualquier discrepancia al respecto, todo ello teniendo en cuenta que el inquilino deberá entregar la vivienda en el mismo estado en el que la recibió, y el arrendador deberá devolver la fianza si todo está correcto.

Si necesitas asesoramiento legal sobre éste o de cualquier otro tipo de procedimiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. C/ Drago, número 16, 1º - 618-012-877 y 722-113-130 www.castilloygilabogados.com - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Actualizado el Domingo, 05 Marzo 2017 16:42

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento