Menu

Castillo y Gil Abogados. "Inventario de bienes en el arrendamiento de inmuebles"

INVENTARIO ARRENDAMIENTOCuando se celebra un contrato de arrendamiento, normalmente el arrendador cede el uso y disfrute de un inmueble, y además, éste puede ceder el uso y disfrute de otros bienes muebles.

En este tipo de contratos, el inquilino suele depositar una fianza –normalmente por importe de una o varias mensualidades- que responderá del cumplimiento de sus obligaciones económicas y del estado de conservación tanto del bien inmueble como de los bienes muebles que se han cedido.

El inventario es un documento sumamente conveniente, puesto que en el mismo se puede reflejar de forma detallada cuáles son los bienes que se ceden al inquilino, su estado de conservación y el valor de cada uno de ellos.

Este documento vinculará a las partes siempre que se encuentre firmado por las mismas y resulta muy útil cuando surge algún tipo de controversia al respecto, ya que nos evita acudir a otros medios de prueba.

Sin perjuicio de poder establecer otras disposiciones que puedan interesar a las partes, aconsejamos incluir en el mismo, como mínimo, los siguientes extremos:

Mencionar el contrato de arrendamiento del cual forma parte. Para ello, se reflejarán los datos del arrendador y del inquilino, así como la dirección del inmueble arrendado.

Debe estar firmado por las partes en todas las páginas. En realidad, para que tenga efectos probatorios basta con que esté firmado por la parte contraria a quien pretende hacerlo valer.

Acompañar un reportaje fotográfico que ilustre el listado de bienes. Con ello se podrá apreciar con mayor facilidad su estado de conservación.

También es útil incluir el coste de cada uno de los bienes, lo que nos facilitará la cuantificación del daño en caso de controversia.

Resulta igualmente útil inventariar los elementos por dependencias, dado que al finalizar el contrato pudiera ocurrir que cada mueble estuviera en dependencias totalmente distintas a donde estaban inicialmente, lo que supondría un coste para el arrendador tener que reponer cada mueble al lugar donde estaban inicialmente.

El inventario forma parte del contrato de arrendamiento, normalmente forma parte de él a través de un anexo, debiendo firmar ambos documentos en el mismo momento para evitar así cualquier contratiempo.

Es un documento sumamente importante para el arrendador, dado que sin él, resulta complicado reclamar a su inquilino ya no sólo el deterioro de los elementos cedidos, sino la propia existencia de los mismos. Llegados a este punto se podría decir que si un bien no figura en el inventario es como si no se hubiera cedido al inquilino, con lo que la reclamación de este elemento por parte del arrendador puede resultar muy complicada.

En cambio, si el inventario está correctamente realizado, no habrá más que comparar el estado del inmueble al momento de la finalización del contrato con el estado que presentaban los bienes a la hora de realizar el inventario. Así resultará más fácil poder reclamar por parte del arrendador, o poder defenderse el inquilino frente a reclamaciones infundadas.


Si necesitas asesoramiento legal sobre éste o de cualquier otro tipo de procedimiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

C/ Drago nº 16, 1º - 618-012-877 y 722-113-130

www.castilloygilabogados.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento