* Actualizado el 30-10-2014 a las 18:00 horas

Infonortedigital.com

Se inauguran en Guía dos muestras con fondos artísticos del CAAM y la Casa de Colón Imprimir Correo electrónico
Valoración:   de 0 usuario(s) 
PobreExcelente 
Infonortedigital   
Sábado 28 de Julio de 2012 23:00

mujer_con_mantillaEl día 1 de agosto serán inauguradas a las 20.00 horas, en la Casa de la Cultura de Santa María de Guía, las dos muestras denominadas El rostro ante el espejo, que exhibe una selección de obras pertenecientes a los fondos del Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM), y Grabados de Santiago Santana, Juan Ismael y Felo Monzón, con obras custodiadas en los fondos de la Casa de Colón.

Ambas exposiciones, que permanecerán abiertas hasta el día 17 de agosto, forman parte del programa del Circuito Insular de Artes Plásticas denominado Gran Canaria en Vivo, puesto en marcha por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo que dirige Larry Álvarez. La Casa de la Cultura de Guía abre de lunes a viernes, de 17.00 a 20.00 horas, mientras que los sábados lo hace de 18.00 a 20.00 horas.  Los domingos y festivos el mencionado espacio cultural cierra sus puertas.

La muestra El rostro ante el espejo ya pudo verse con anterioridad en Telde, Arucas y Firgas, y tras exhibirse en el municipio de Guía  podrá con posterioridad disfrutarse en Santa Brígida (septiembre) y San Mateo (octubre).

PINTORES DE REFERENCIA

El rostro ante el espejo propone al visitante un conjunto de obras de los pintores Jorge Oramas, Juan Ismael, Santiago Santana, Antonio Padrón, Miró Mainou, Manuel Millares, Alejandro Reino y José Lirio, la gran mayoría de ellos ligado a la gran vanguardia artística producida durante el siglo XX en Canarias.

El argumento común que recorre esta muestra impulsada por el Departamento de Artes Plásticas de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo grancanario en estrecha colaboración con el Ayuntamiento de Guía, es el retrato, que es abarcado por los creadores mencionados desde diferentes enfoques y estilos.

En esta primera muestra, unas veces los rostros son captados desde la sociología popular del propio entorno, como sucede en los cuadros de los pintores Oramas o Padrón. En otros, el artista concibe la imagen a través de la admiración y el afecto que éste profesa a un escritor o personaje público en general, como es el caso de Juan Ismael, que retrata en un óleo fechado en 1950 al escritor canario Domingo Doreste "Fray Lesco"; José Lírio con la mítica Jacqueline Picasso, en línea claramente pop; o Santiago Santana y Manuel Millares, que comparten en sus particulares concepciones plásticas al escritor Alonso Quesada. Miró Mainou y Alejandro Reino se decantan en las obras incluidas en esta muestra por un contexto familiar más cercano.

ISMAEL, MONZÓN Y SANTANA

Por otra parte, en la Casa de la Cultura de Guía también el público podrá disfrutar de la exposición que reúne una selección cuidada de grabados de Santiago Santana, Felo Monzón y Juan Ismael. Los quince grabados que se muestran al público en Tejeda pertenecen a los fondos que custodia la Casa de Colón, museo que en la década de los setenta crea un Taller de Grabado que se erige en centro de producción y enseñanza desarrollando por entonces una importante actividad hasta la década de 1990, sirviendo como lugar de trabajo y encuentro de artistas canarios y foráneos.

La exposición recoge una de las primeras propuestas desarrolladas en el marco del citado taller. Se trata de la carpeta fechada en 1975 y titulada 15 aguafuertes de Juan Ismael, Rafael Monzón, Santiago Santana, la primera abordada por tres artistas en un proyecto común para el mencionado museo que en aquellos años desempeñaba una ingente labor cultural.

Desde estas tres miradas la serie desarrolla una personal,  íntima y visceral  exposición de Las Afortunadas, donde el surrealismo onírico de Juan Ismael se enfrenta a la tangible realidad social del campesino visto por Felo Monzón. Junto a ellos, Santiago Santana ofrece una visión muralista de sus personajes, con unas anatomías rotundas, cuasi arquitectónicas, que llenan por completo cada ángulo de la obra. El aspecto sosegado y ausente de los personajes de Santiago Santana se distancia de la dureza de los rostros de Felo Monzón. Del mismo modo, la canariedad perturbadora de Juan Ismael recorre los inquietantes derroteros de los sueños, apartándose de las tierras yermas y los personajes con mantillas de los otros dos artistas.

 

Los comentarios para este artículo han sido desactivados.