* Actualizado el 01-10-2014 a las 00:20 horas

Infonortedigital.com

El Consejo Insular de Caza cierra sus puertas a los cazadores Canarios Imprimir Correo electrónico
Valoración:   de 2 usuario(s) 
PobreExcelente 
Infonortedigital   
Lunes 02 de Abril de 2012 00:00

CazadorEl pasado día 29 de marzo el Cabildo Insular Gran Canaria reunió al Consejo Insular de Caza.  La Asociación Canaria de Entidades de Caza (ACEC), no forma parte de dicho consejo  aunque en su día instó a  estar presente como oyente.

Sin embargo,  el Sr. D. Santiago Caro Quintana, Jefe de Servicio de apoyo a la administración de la Consejería de Medio Ambiente y Emergencias, al frente de la cual está Dña. María del Mar Arévalo, no permitió el acceso de los miembros de la ACEC.

El funcionamiento del  Consejo Insular de Caza y la elección de los representantes de las asociaciones de cazadores, ecologistas, agricultores, ganaderos y titulares de cotos deberían regularse mediante unos estatutos, según el Reglamento de la Ley de Caza Canarias. Dichos estatutos aún no han sido  creados por el Cabildo de Gran Canaria, tras doce años de normativa aplicable. Por ese motivo, la ACEC presentó una  propuesta de estatutos  en dos ocasiones diferentes, con el fin de que los cazadores, por la licencia de caza que ostentan, puedan elegir  en libertad a sus interlocutores ante la administración.

Por otra parte, los miembros representantes de las sociedades de cazadores fueron reelegidos recientemente de forma irregular, en palabras de la Consejera “como se ha hecho hasta ahora”.  Esta reelección se hizo con el aval del Jefe de Servicio arriba mencionado, funcionario que la ACEC pidió en tres ocasiones que fuera  relevado de su puesto de Secretario del Consejo Insular.

Lo lamentable de toda ésta situación, en opinión de la ACEC, es que se ha pasado una vez más, a una etapa de poca transparencia, en el que los miembros representantes de las sociedades de cazadores, deportistas todos ellos y no cazadores, pertenecen a la misma  “categoría” que no ha sido capaz de mejorar el estado de salud de la cacería en Gran Canaria durante los últimos 20 años, a pesar de haber contado con todos los medios administrativos y económicos, como es notorio por todos los amantes del noble arte cinegético de la isla.

En otro orden, cabe significar que Dña. María del Mar Arévalo se comprometió con la ACEC en estudiar la redacción y aprobación de los estatutos nombrados. En contraposición, la actitud de cierre,  hace pensar que no se producirá tal avance para los cazadores grancanarios.

Para finalizar, la asociación de cazadores solicitará ante la administración las actas del Consejo insular al que no ha sido admitida su presencia. Para transmitirla a sus miembros, aunque temen, como en otras ocasiones, se les deniegue tal documento desde la secretaría del Consejo.

 

Comentarios

 
+2 #1 Paco 02-04-2012 12:24
Lo que deberían hacer es realizar un mayor control sobre la situación en la que muchos cazadores tienen a sus perros. En pleno siglo XXI y en un país que se dice del primer mundo, da vergüenza ajena.
Citar
 

Los comentarios para este artículo han sido desactivados.