* Actualizado el 21-12-2014 a las 10:23 horas

Infonortedigital.com

Ico Martín pone en escena en Gáldar la obra “Salomé” Imprimir Correo electrónico
Valoración:   de 0 usuario(s) 
PobreExcelente 
Infonortedigital   
Viernes 08 de Junio de 2012 00:00

salome5Este domingo 10 de junio, a las 20.30 horas, en el Teatro Consistorial de Gáldar se pondrá en escena la obra “Salomé” del autor teatral  Ico Martín.

La obra comienza con una compañía de actores que llega a Las Palmas para representar La Pérfida Salomé (adaptación del texto de Oscar Wilde) como tributo a la genialidad de Wilde, para lo que reservan una butaca libre con el fin de que se siente el espíritu de Oscar, pero poco antes de que levanten el telón al director de la compañía le surge un problema con la actriz que interpreta a Salomé por motivos de dinero. Dicha actriz y amante suya acaba marchándose sin profesionalidad alguna, pero el director decide que el público vea Salomé a toda costa, aunque tenga que utilizar al coreógrafo Ico Tornado Vandervil para que haga el milagro de que Salomé se represente.

Otro personaje que tiene relevancia en la obra es el paje de Salomé. Él encarna el sadismo y la sed de venganza de Salomé, una mujer sin importancia (siguiendo la misoginia de Oscar), analfabeta (puesto que en esa remota época no se iba a la universidad), rechazada, y continuamente insultada por el profeta. El paje no solo se burla de las profecías de Yokanaán, sino que lo tortura con un malvado sadismo. Moisés utilizó un báculo para esparcir las plagas contra el faraón, el paje de Salomé utiliza su “báculo de los deseos” para humillar y sodomizar al casto Bautista, y así, según la ley islámica no pueda entrar en el Cielo. Se han elegido los silicios de los penitentes cristianos para atar las manos del profeta, quien ha de soportar las visitas secretas del paje a la cisterna donde está encerrado para cumplir sus sesiones de sadismo. Se incluye en la “intervención secreta” del paje la obertura musical de Jesucristo Superstar, por su ritmo y contenido religioso.

La luna se transforma a medida que provoca reacciones en los personajes que están esa noche en la terraza de Herodes. Una hoja oscilante y casi gigantesca, con su movimiento pendular, indica a los espectadores que la tragedia de Yokanaán, Juan el Bautista, está apunto de acabar para convertirse en mártir y mito. Su cuerpo decapitado, atado por los tobillos, saldrá de la cisterna para colgar en el aire durante la intervención amatoria de Salomé a la cabeza del profeta en su bandeja de plata.

La danza de los siete velos, pensada por Oscar para agradar su vista con el desnudo gradual de su amante Bosie, tiene el fondo operístico de Vicenzo Bellini “Casta Diva” que la protagonista y sacerdotisa druida Norma canta a la luna llena bajo el muérdago, pero en la adaptación de Philippa Gyordano, con un sonido más metálico y los matices de su voz que los convierte en requiebros, una voz lánguida y con temperamento, una versión sonora apropiada que enfatiza la malicia de una Salomé pérfida que imita a la luna como una diosa inalcanzable, pero tan mundana como la exhibición de su cuerpo con malas pretensiones. Salomé demostrará a su madre Herodías que no es ingenua, sino antojadiza y caprichosa, y que sabe conseguir de un rey lo que su corazón despechado desea, la cabeza del profeta Yokanaán. Su venganza por el hombre que la llamó maldita la hará a besar con placer la boca de un muerto que rezuma sangre, su juego de dominio es coronado con el premio de la cabeza decapitada. Un coro celestial le cantará por ser el instrumento elegido por el Destino para finalizar la vida de Yokanaán en la tierra, aunque los mortales del público no lo entienda. Porque el profeta como humano e imperfecto lanzó muchas injurias contra la raza humana por aclamar a un “Dios despiadado” con sus criaturas, por fomentar el perdón de los pecados lapidando mujeres y crucificando hombres. Salomé se venga de un profeta tan mortal como ella, demostrando al público que el “poder y el dinero” casi lo consigue todo.

La compañía de actores representa a La Pérfida Salomé con profesionalidad para cumplir el deseo de su director, y para cuando regresa la actriz que los abandonó no hay sitio para ella, porque entre otras razones Salomé ya murió.

El paje cerrará la actuación deseando que el público disfrute de esta tragedia frívola para gente seria.

 

Los comentarios para este artículo han sido desactivados.