* Actualizado el 25-10-2014 a las 13:27 horas

Infonortedigital.com

Cuestionarios y valoraciones previas al ejercicio físico Imprimir Correo electrónico
Valoración:   de 4 usuario(s) 
PobreExcelente 
Guillermo Quesada Barriuso   
Miércoles 03 de Abril de 2013 00:00

entrenamientopersonal2013Una vez convencidos de las bondades que la práctica de ejercicio físico tiene sobre nuestra calidad de vida, una de las primeras cuestiones que debemos resolver es si contamos con un estado de salud que nos permita ejercitarnos.

Una valoración y autorización por parte de nuestro médico de cabecera sería el paso ideal a seguir, pero este proceder saturaría aún más los centros de salud de nuestros municipios (imaginen la avalancha de potenciales practicantes tras los excesos de Navidad o ante la llegada del verano y la tan famosa –y perjudicial– “operación bikini”); además de suponer una inversión de tiempo que puede enterrar nuestros buenos propósitos de empezar a hacer ejercicio. Es por ello que existen una serie de cuestionarios que nos ayudan a valorar nuestro estado de salud previo. El más conocido y aplicado por los profesionales del ejercicio es el PAR-Q (Physical Activity Readiness Questionary).

El PAR-Q es un sencillo cuestionario de carácter preventivo que se administra antes de comenzar un programa de ejercicio físico o una sesión de tests. Se utiliza con el objetivo de detectar posibles situaciones de riesgo que contraindiquen la aplicación de determinadas cargas de entrenamiento, actividades, pruebas físicas, etc. Este cuestionario es utilizado habitualmente en muchas instalaciones deportivas y por muchos entrenadores personales, por su fiabilidad y amplio reconocimiento internacional (Jiménez y cols. 2007). De hecho Shephard, en la publicación científica Sports Medicine, estimó hace ya 20 años que la sensibilidad del PAR-Q para la detección de contraindicaciones médicas era prácticamente del 100% (Hernando Castañeda y cols. 2009).

Consta de las siguientes preguntas:

  1. ¿Le ha dicho alguna vez su médico que padece usted problemas cardiacos y que solo debe hacer aquella actividad física que le aconseje?

  2. ¿La actividad física le ocasiona dolores en el pecho?

  3. En el último mes, ¿le ha dolido el pecho aunque no hiciese actividad física?

  4. ¿Siente mareos que le hacen perder el equilibrio o el conocimiento?

  5. ¿Tiene algún problema óseo o articular que pudiera agravarse con el ejercicio físico que pretende realizar?

  6. ¿Le receta su médico algún medicamento para la tensión arterial o alguna enfermedad cardiaca (por ejemplo, diuréticos o betabloqueantes)?

  7. ¿Su experiencia personal o el asesoramiento médico le hacen pensar que no debería hacer ejercicio físico sin prescripción médica?

Si contestamos “SÍ” a cualquiera de las siete preguntas, es necesario informar a nuestro médico de que pretendemos comenzar un programa de ejercicio, de forma que pueda valorar la idoneidad del mismo y comunicarnos las modificaciones oportunas en cuanto a intensidad, frecuencia, etc. En caso de que todas las respuestas sean “NO”, estaremos razonablemente seguros de que podemos empezar a entrenar, comenzando lentamente y aumentando la intensidad progresivamente.

Existen otra serie de cuestionarios (estratificación del riesgo cardiovascular, historial médico, historial deportivo y de actividad física) que aportan información muy valiosa a la hora de planificar el entrenamiento, y que generalmente son aplicados por entrenadores personales que realizan una adaptación minuciosa de las cargas de trabajo, bien porque la persona presenta alguna patología, bien porque sus objetivos son muy específicos y precisan de dicha información para lograrlos. No obstante, una cumplimentación sincera del PAR-Q debería ser suficiente a la hora de dilucidar si nuestro estado de salud es adecuado para empezar a ejercitarnos.

Ldo. CC. Actividad Física y del Deporte

Máster en Actividad Física y Salud

Nº Colegiado: 12.186

Entrenador personal en “Wellness Trainer”

www.wellnesstrainer.es

https://www.facebook.com/WellnessTrainer.OtraFormaDeVida

 

Los comentarios para este artículo han sido desactivados.