Menu

Arranca en Las Cumbrecillas y Barrial el Plan de Asfaltado que pone en marcha el Ayuntamiento galdense

asfaltado

El barrio de Las Cumbrecillas en Sardina y las calles Argentina y Colombia en Barrial están siendo las primeras zonas donde el Ayuntamiento de Gáldar está llevando a cabo las labores de repavimentación de firme a través de un Plan de Asfaltado ejecutado con financiación municipal, al objeto de poner a punto aquellas vías que demandaban esta actuación y la mejora del tráfico rodado. El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa Monzón, visitó las obras y destacó la importancia de esta inversión que tendrá continuidad con un segundo plan de asfaltado.

Desde finales de la semana pasada comenzaron los trabajos de mejora del firme en las calles del barrio de las Cumbrecillas y este lunes las labores de reasfaltado se trasladaron a las calles Argentina y Colombia den Barrial.

En Cumbrecillas de El Faro, los vecinos trasladaron al alcalde su satisfacción por esta obra ya que según le comentaron hacía 40 años que no se llevaba a cabo una actuación de mejora del firme, la última que recuerdan la realizaron los propios vecinos hace décadas y ellos mismo se encargaron de echar el material y recubrir la tierra para mejorar su estado. De ahí que los trabajos que ha realizado el Ayuntamiento hayan supuesto una mejora importante en este núcleo cercano a la zona de El Faro de Sardina.

El Ayuntamiento destinará 151.619 euros a la ejecución de estas obras que se llevarán a cabo en el casco urbano, Barrial, San Isidro, El Roque, Sardina y La Montaña.

En su visita a Barrial, el alcalde galdense comprobó el estado de las calles que son objeto de actuación y aquellas vías en las que es necesaria esta actuación.

Tras estas obras el Ayuntamiento ampliará con una segunda fase este Plan de Asfaltado para seguir  mejorando las calles en los diferentes barrios del municipio.

1 comentario

  • yomismo
    yomismo Martes, 06 Febrero 2018 16:21 Enlace al Comentario

    Los hermanos Marx gritaban ¡más madera! mientras desmantelaban el tren, para mantener la máquina en marcha. Ese grito desesperado puede ser sustituido por el de ¡más fotos! para mantener, eso si, su ego personal y el sillón calentito. En el fondo poco han cambiado las cosas desde el culto a la personalidad y la imagen de aquellos regímenes populistas que todos condenaban por personalistas, los del gobierno por el pueblo pero sin el pueblo, acompañado de unas fuertes dosis de pan y circo. Ahí lo dejo y grito, ¡más madera!, perdón, ¡más fotos! y que no pare la fiesta.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento