Logo
Imprimir esta página

Microrrelato. El último viaje

taidefleitas navarroTras comprar el billete de metro del que sería su último viaje, se insertó en la muchedumbre, dejándose llevar por el ritmo y compases de su caos mundano. Embuido en una gabardina y un sombrero calado hasta los ojos, volvió a consultar el reloj. Faltaban apenas unos minutos para la hora acordada. Una vez en el metro, se detuvo a observar a su alrdedor. Cientos de personas de todo tipo se subían y apeaban sin cesar, ajenos a lo que aún estaba por venir. En cada parada, los asientos se vaciaban durante apenas unos microsegundos para volver a recibir a la avalancha de nuevos pasajeros obsecados por hacerse un hueco en aquella singular atracción a la muerte. En cuestión de horas, todos ellos pasarían a ser un simple número de una larga lista que él mismo encabezaría. Tras mirar el reloj por última vez, comenzó su macabro juego de intentar adivinar quiénes de aquellos sobreviviría. Si es que alguien lograba salir vivo de allí. Y de hacerlo, se preguntó, ¿Volverían a coger el metro en lo que les quedara de vida? Difícil era explicar el sentimiento que ahora le embargaba. No era pesar ni arrepentimiento. Debía de ser una mezcolanza entre la excitación de saberse por fin el héroe al que siempre había aspirado y esa indescriptible y extraña sensación de vértigo que le acompañaba desde que había subido al metro. Quizá en el fondo, a pesar de su fe ciega, seguía siendo un ser humano de instintos básicos que temía a lo desconocido. "Todo iría bien", se dijo. "Yo soy la bomba". Y se rió, por última vez, para sus adentros.

Otros artículos etiquetados en Microrelatos

© INFONORTEDIGITAL. Todos los derechos reservados.