Menu

Microrrelato: Fritura

anibalgarciallarenaSiempre comienza a hacer la fritura a la misma hora, muy temprano.

El olor sube por el patio de luces y me despierta. (Por fin me libré de ese maldito "Riiiiing riiiiing", ahora mi despertador suena a aceite hirviendo y huele a ajo y cebolla).

Pero justo al momento, y con ese aroma, sube también su voz quebrada, conversando con su hermana por teléfono.

Las mismas frases; el mismo saludo diario, como si fuese un guión. Ya puedo adivinar incluso lo que se dice al otro lado de la línea.

Entonces recuerdan a su madre y lo solas que las dejó al morir.

Mi vecina llora mientras intenta consolar a su hermana, pero parece que no puede ninguna de las dos.

-Debió ser una gran mujer- pienso siempre.

Y llega el momento en el que quiero actuar y gritar por la ventana:

- Doña, ¡la fritura se le está quemando!

Nunca me atrevo a hacerlo ni a romperles la rutina, pues no sé lo que puede ocurrir.

Huele mucho a quemado. Se oye un suspiro:

-¡Ay! Hasta mañana.

El cuelgue del telefóno.

Lloro. Y para amortizar mi llanto, me pongo a picar cebolla.

1 comentario

  • May
    May Lunes, 09 Noviembre 2015 23:50 Enlace al Comentario

    Me gusta, me gusto introducirme en el relato a través del olor a fritura, el que me llegara a traviés del patio de luces hizo que me situara en el escenario completo, y hasta casi adivinó yo también las conversaciones al otro lado del teléfono.
    May

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento