Logo
Imprimir esta página

Microrrelato. Nos lo merecíamos

GQB2015Es lo que pienso ahora, treinta años después. Nunca fui partidario del ojo por ojo, de combatir el fuego con más fuego, pero nos lo merecíamos. Pagamos justos por pecadores, cierto, porque muchos de nosotros jamás habíamos levantado la mano o alzado la voz, pero formábamos parte del problema por nuestro silencio cómplice. Así que nos lo merecíamos.

Estuve ahí la noche en que dijeron basta. Como si se tratase de una conciencia colectiva y global, se abalanzaron sobre nosotros cuando todos dormíamos y nos cortaron las pelotas. Literalmente. Esos cojones que creíamos tan grandes a la hora de acosar, pegar, violar, denigrar, matar y asesinar se quedaron en dos bolitas de nada cuando nos las arrancaron de cuajo. De hecho, eran las mismas dos bolitas en Nigeria, España, Iraq, Estados Unidos, Argentina, Australia... si las mirabas de cerca no había diferencia alguna salvo su minúsculo tamaño. Fue curioso percatarse de que toda nuestra valentía residía ahí dentro, y que no podía ser demasiada siendo el recipiente tan exiguo.

Recuerdo que el día de la noche en que todo cambió, en mi país habíamos establecido un nuevo récord de muertes por violencia machista. No recuerdo el número exacto, solo recuerdo la palabra "récord". Éramos los jodidos campeones de Europa, los capos del hampa testicular. Y yo, como parte de esa gran tribu cavernícola, me fui a la cama con algún remordimiento pero tranquilo, sin saber que nuestro imperio tocaba a su fin.

Entonces llegaron y lo único que hicimos entonces, extirpada toda nuestra valentía colgante, fue abrir mucho los ojos y entender que el juego se había acabado. Habían sido siglos, milenios de dominación, y las tornas giraban 180 grados. "Lo intentamos por las buenas", parecían decirnos con la mirada, "pero no ha habido manera".

Aquella noche comenzó un ajuste de cuentas sutil, una reparación de daños que me ha hecho entender, sin atisbo de duda, que de verdad nos lo merecíamos.

Otros artículos etiquetados en Microrelatos

© INFONORTEDIGITAL. Todos los derechos reservados.