Menu

Microrrelato. "El gran día"

TeresaVera ¡Qué emocionante! Mañana no tenemos clases porque será un día importante.

Mamá me ha lustrado los zapatos más que de costumbre. La mamá de mi amiga Lucía le compró unos nuevos para que los estrene mañana. Me alegro mucho por ella, porque ya los tenía bien agujereados y eso que cada vez que salimos de la escuela se los quita para no romperlos.

Solo me apena no estrenar zapatos a la vez que ella, pero es que los míos vendrán para navidad. De todas maneras me alegro mucho por ella. ¡La quiero tanto! Estoy deseando verla mañana. ¡Estará radiante de alegría!

¿Sabes? Mañana desayunaré en el colegio. Bueno, claro que tienes que saberlo ¡qué tonta soy! Pero me hace mucha ilusión contártelo a ti, aunque lo sabes mejor que yo.

¡Mira, mira la silla! ¡Esa, tonto! ¡Esa! ¡La que está al lado de la ventana! ¿Es que no la ves?No me digas que no la ves. ¡Qué bonitos se ven mis zapatos a la luz de la luna que entra por la ventana! ¡Cómo brillan! Mamá se ha lucido de verdad ¡a que sí! ¿Y ves la ropa? Me la ha dejado tan limpia que me va a dar pena ponérmela mañana. ¡Ven, mira, ven para que huelas! ¡Ven, tonto, ven, mira como huele!

Vale, no te enfades, ya no te llamaré tonto pero ven, huele. ¡Que sí! ¡Ya sé que hace un rato te hice levantar de la cama para lo mismo pero es que estoy tan, pero tan contenta!

¿Te fijaste en los botones de la camisa? Mamá ha ido comprando uno por mes, porque son muy caros. Doña Camila se los reservó el día que los vimos relucientes en su escaparate. Hoy los cosió todos antes de plancharla. ¿Verdad que están bellos?

Gracias que estas a mi lado haciéndome compañía porque no puedo dormir en esta posición. ¿Como que por qué? ¿Acaso me has visto alguna vez dormir con la cabeza llena de trencitas? Mamita me las ha hecho esta tarde porque mañana se demoraría mucho así que me dijo que no me revolviera en la cama para que mañana solo tenga que retocarme un poquito.

¿Quieres oler mi brazo y mi cuello? ¿Verdad que huelo bien? Mi mamita me ha lavado con su jabón de tocador, el que usa los domingos. ¿Verdad que huelo como mi mamita linda?

¿Te has dado cuenta en lo bien planchada que está mi falda? Vamos hasta la silla para que la veas bien de cerca a la luz de la luna. ¿Que bonita voy a estar mañana, verdad? Tan limpia y perfumada, con zapatos lustrosos, con botones nuevos, con la falda planchada aunque está algo descolorida esa tela azul pero ya queda poco para el día de las donaciones de la iglesia y sé que la hija de seña Matilda estrena una falda mañana y ya sabes que yo gasto una talla menos que ella. ¡Qué buena suerte tengo! Aunque también la Tomasita heredará la mía que aunque está algo desgastada ¡Mírala, mírala en la silla! ¡Qué bonita que está mi falda plisada!

¿Te dije que mañana desayuno en la escuela? Espero no mancharme la camisa con el chocolate caliente que nos van a servir. Estoy deseando probarlo. Marianita, la hermana de Ricardito lo tomó el año pasado y me dio un consejo que lo voy a seguir al pie de la letra. Me dijo: Estrellita, tómate el chocolate a cucharaditas para que lo disfrutes, no lo tomes en sorbos, primero porque estará muy caliente y segundo porque está tan bueno que lo disfrutarás el doble.

Mi mamita que sabe tanto me dice que recordaré toda la vida el día de mi primera comunión porque no olvidaré nunca el sabor del chocolate.

No te asustes Jesusito de mi vida, ese ruido son mis tripas. ¿Acaso es la primera vez que las oyes?

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento