Menu

Microrrelato. "Sin historias"

Josefa Molina2De pronto se dio cuenta de que ya no tenía ganas de escribir. Ya no sabía qué contar, qué vueltas darle al relato para hacer que aquella trama obtuviera algo de consistencia.

Apagó la lámpara de mesa del escritorio y, en penumbras, se acercó hasta la ventana. Apenas alguna mortecina luz se escapaba de las ventanas de los oscuros edificios. Una tenue luna acariciaba los tejados.

Encendió un cigarillo y aspiró profundamente. Sintió como el áspero humo del tabaco descendía lentamente por su tráquea.

No. Aquella historia no tendría un buen final. De hecho, no iba a tener final. El editor tendría que esperar. Sus lectores también. Cancelaría la entrevista fijada para el día siguiente. No tenía sentido. No contaba con novedades a las que hacer referencia.

Hacía mucho que vivía dentro de la ficción, que retozaba en los límites de la imaginación, que sus historias ya no resultaban verosímiles. Decidió que era hora de encontrarse con la vida. Tocaba vivir. Se puso la chaqueta y salió a la calle.

Algunos dicen que lo han visto escribiendo en algún parque de la ciudad. Regalaba historias escritas en sucias cuartillas, a todo aquel que las quisiera leer.

En el contestador, los mensajes de su editor hace mucho que dejaron de ser escuchados.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento