Menu

Microrrelato. "Los salmones"

fernandotocinonov2017El día más inesperado me cojo una baja. Sí, me cojo una baja que me haga evadirme y escapar de todo lo que me envenena y que emponzoña todas las ilusiones. Presentaré cientos de certificados e informes que avalen dicha decisión, y que ningún tribunal médico me podrá refutar. Documentos que tengo archivados hace 26 años. Documentos que atestiguan los innumerables intentos por cambiar la educación, por intentar influir y enseñar lo diverso y lo divergente. Importantes reportes que justifican mi compromiso por guiar en la solidaridad, en el trabajo colectivo, en la guerra a la sin razón y la desmotivación. Mi cruzada de salmón cuando sube por la corriente hacia sus inicios y que se encuentra con las imponentes murallas puestas en el río. Murallas, no para pacificar y amansar el agua de la corriente descendente, sino para dificultar el gran cardumen de salmones que nadan a la contra. Mi guerra santa al monocolor y a la justificación sin razones de actos que llevan a enjutar el pensamiento con el mero pretexto de seguir estancos en nuestra zona de confort y tranquilidad. Mi conflicto con los que no quieren saber nada de la gente ni de las responsabilidades. Además, sí, me cojo la baja, independientemente de lo que me diga la inspección médica y asumo la penalización que me pongan.

Sin embargo, cada cierto tiempo me cogeré el alta ¡sólo por un día! para comprobar si las cosas cambian y el entorno se ha convertido en algo más amable y diverso. Para reconocer que la ilusión permanece y trasciende. Para entender que hay miles de personas y cosas por las que todavía merece luchar y seguir en las trincheras. Para comprobar que mi área forma parte de un todo en la aldea global del aprendizaje y la formación continua. Seguiré de alta para compartir y vivir lo bonito de otras vidas y otras experiencias. No en vano, apostaré por la tribu como única manera de entender mi existencia y la de los demás. Pero si la premisa no se cumple, ufff, volveré a pedir la baja aunque la inspección me vuelva a sancionar de nuevo.

Pero....el día más inesperado me cojo una baja para ti, amor mío. Una baja justificada y argumentada. Una baja compartida que nos lleve al lado oscuro, pero brillante, donde poder refrendar nuestro amor y nuestro compromiso. Un lugar donde no haya pretextos y poder dedicarte el tiempo que te robé durante estos 26 años. Y ese día....me importará un huevo lo que diga la inspección médica y no me presentaré a su convocatoria.

3 comentarios

  • FernandoTocino
    FernandoTocino Jueves, 15 Febrero 2018 22:08 Enlace al Comentario

    Dulces palabras Josefa....gracias por tu comentario. El amor siempre no pulula y nos atrapa

  • Josefa Molina
    Josefa Molina Jueves, 15 Febrero 2018 07:47 Enlace al Comentario

    Qué bueno, Fernando, muy vitalista a pesar del desencanto y la ácida crítica que encierra. Desde luego, si hay un motivo para cogerse la baja, ¿qué mejor que el amor? Un abrazo.

  • Jesús
    Jesús Martes, 13 Febrero 2018 22:41 Enlace al Comentario

    Excelente!! Sobran más aditivos.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento