Menu

N-vivo propone. Tocata y fuga en Rem

TOCATAREA raíz de la obra de Schütz, la ópera italiana se conoció en los países de habla alemana desde el final de la Guerra de los Treinta Años. Pero en 1685 nacieron dos genios que protagonizaron uno de los momentos cumbres de la música instrumental y religiosa: Georg Friederich Haendel y Johann Sebastian Bach, nacido en Eisenach, Turingia y descendiente (y a su vez el antepasado) de una familia en la que se registraron hasta 120 músicos. Fue un niño prodigio, no dudó en viajar a tierras lejanas a pie para escuchar a organistas famosos. A los veinte años ya era un consumado cantor, organista y violinista, trabajando al servicio del príncipe de Weimar y después como organista de Arnstadt. Con el tiempo, su vida creativa se vió influenciada por su estadía en Coethen y su instalación definitiva en Leipzig, desde 1723 hasta que muere en 1750. Su respetabilidad cayó en el siglo posterior a su muerte, pero recuperada con honores en el Romanticismo.

La Tocata es una obra libre (sin una estructura fija), a modo de preludio de la fuga. Comienza con un material musical repetido tres veces, cada vez una octava más grave. Después, es una sucesión de pasajes separados entre ellos por cadencias. Cada uno de estos pasajes parece tener una característica propia, repitiéndose algunos de ellos (también cambiándolos de octava) y, dentro de cada uno de los pasajes, presentando el mismo material a diferentes alturas. Se produce sensación de movimiento entre las cadencias gracias al uso de tresillos de semicorcheas y de la repetición.

Una fuga es una composición típicamente barroca, polifónica, basada en el contrapunto entre varias voces a igualdad de importancia. Es la culminación del uso del contrapunto. Presenta un tema (o sujeto), ocasionalmente acompañado de otro tema llamado contrasujeto, de carácter diferenciado, para dar mayor riqueza a la obra.

La fuga de la Tocata y fuga en Re menor es una fuga a cuatro voces que utiliza un único sujeto. Este sujeto es muy característico: está hecho únicamente con semicorcheas y se puede ver, en realidad, como dos líneas melódicas independientes: una nota tenida (La, siempre a contratiempo) y otra línea melódica que se mueve por grados conjuntos salvo por un salto.

La exposición no es completa: sólo aparece el tema en dos voces antes de que empiece su variación. La tercera voz empieza mucho más tarde con el tema y la cuarta más tarde aún, con el tema en la pedalera. Tiene uno de los finales, a mi gusto, más impresionantes y bonitos de la Historia de la Música, gracias a los retardos entre las voces.

La Tocata y fuga en Re menor fue compuesta por J. S. Bach entre los años 1703 y 1707. Es una obra con mucha fama y ha sido utilizada en numerosas ocasiones; por ejemplo, en bandas sonoras de películas.

1 comentario

  • JUAN FRANCISCO
    JUAN FRANCISCO Miércoles, 20 Julio 2016 21:10 Enlace al Comentario

    Impresionante obra para órgano del gran maestro J.S.Bach.Una obra absolutamente inmortal,como en la ficción es Drácula.La música es tétrica y siniestra,para cerrar los ojos,descansar y dejar la mente volar....

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento