Menu

El pueblo está empachado de corrupción política

juanantoniosanchez4189Desde la obsesión por el poder a la influencia de la avaricia va un paso, una pequeña y apenas imperceptible variación con la única intención de manifestar el verdadero deseo de una parte de la élite política por acabar con los derechos de la sociedad a la que dicen representar. En una somera reflexión sobre lo que nos está sucediendo en estos momentos en los cuales la crisis económica nos a traído una precariedad alarmante, se concibe como poco honesto el manifestar continuamente la objetividad de la corrupción en sectores de las formaciones y no en concluir que solo la libertad de la que han sido beneficiadas durante todos estos años, les ha llamado a pretender hacerse con todo lo que creían por impositivo legal de su cargo y podían llevarse a los bolsillos en su afán por lucrarse de la condición a la que habían tenido acceso de forma gratuita.

La historia es demasiado misericordiosa con la política, siempre han sido llamados a la práctica los que luego, tras su aceptación de cargo, tras su interpretación de sus propias conclusiones han estado libremente llenando sus arcas privadas, aún a costa de la falta de medios de la sociedad y la llamada de atención de quienes creían a pies juntillas en la honradez de la clase política. En todos los lugares del mundo se debaten entre la riqueza y el poder los mal llamados a mandar en la clase social más afortunada, dictadores de ideas embalsamadas que durante decenas de años no han aceptado que la obsesión por el dinero es la conclusión de sus propias miserias.

Los llamados tránsfugas, esos esclavos de la época moderna en la que todo es presumible de ser aceptado por unas cuantas monedas, se cambian de uniforme cada ocasión que se les presenta para así intentar despistar al más pintado sobre su avariento deseo de proveerse de todo lo que no sea suyo, satisfacer sus métodos comprando a quien haga falta para acallar voces, maniatar manos y dificultar la labor de la Justicia se convierte en la única prioridad.

Lo escéptico pasa a ser tan real que la virtualidad que nos exponen en unas promesas que reivindican de manera infame provecho social nos demuestra con el paso del tiempo la incongruencia a la que hemos sido sometidos para vernos abducidos por el que parecía mejor posicionado en sus pretensiones, eligiéndole entre un conjunto de candidatos para infringir poder en lugar de atender las demandas sugeridas. Es decir, malogramos un momento democrático para confundir nuestra verdadera intención por cambiar el rumbo de la política, desatendemos la magnificencia de las urnas por creer que siempre es mejor lo que sufrimos que lo que nos puedan hacer sufrir unos desconocidos; primitivos realmente, exageradamente conformistas con los tiempos y con la atención en el futuro despistada por los medios de los que los más acaudalados sostienen.

Es todo lo que se puede sonsacar de la corrupción, de esa mala praxis de la política y del mal hacer de sus protagonistas, tan sólo calmados cuando su ímpetu llega a allá donde ya no se puede sacar más y de esa forma, nutrir sus expectativas de futuro en un corto espacio de tiempo, el que tardará la justicia en mandarlos allí dónde se merecen.

Más en esta categoría: El "Paredón de España" »

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento