Menu

Rememorando al primo José Manuel Padilla

juandavilagarcia1Leo en infonortedigital.com el periódico digital más importante del norte, ubicado en Gáldar, dirigido por el buen amigo, Jesús Quesada, la celebración del II Memorial José Manuel Padilla Molina, es lo que me ha impulsado a escribir los que sigue, para recordar a este querido primo, y así de paso a sus hermanos, Lola Mari –conocida familiarmente por Nani- y Antonio, fallecidos hace algunos años, relativamente jóvenes, pero Dios así lo dispuso y los tres partieron en esa barca que cruza ese río tenebroso del que nunca se regresa.

José Manuel desde muy joven se distinguió como un excelente deportista, jugo al futbol durante algún tiempo, pero donde verdaderamente destacó fue en el equipo de balonmano de Gáldar, como jugador, especialmente cuando el mismo militó en la Primera División Nacional. Según sus compañeros, y alguna otra información que recabé de algunos ex jugadores de este club, me comentaban que siempre se distinguió como un excelente jugador, que era muy complaciente con sus compañeros, y que cuando saltaba a la cancha lo daba todo por su equipo, lo que motivó que fuera admirado y querido por todos.

Los que lo tratamos en el seno de la familia, observamos que el comportamiento con sus padres, hermanos y con todos los que tuvimos con el una relación intima, siempre fue afectuosa y cariñosa. Como funcionario del ayuntamiento de Gáldar, su comportamiento fue ejemplar y modélico, algo que hizo que fuera muy bien valorado por sus Jefes y compañeros. Sin embargo sus familiares más cercanos, esposa, hijo, tíos y primos, nos llevamos una enorme desilusión cuando comprobamos, que el Alcalde y los miembros de su gobierno, decidieron hacerle un busto y situarlo en la plaza que está ubicada frente a la casa de sus padres, en la calle Calvario, desestimando darle su nombre a una calle, algo que se merecía más que nadie. Recuerdo sin embargo en aquellas fechas se nominaron más de una calle, como reconocimiento a unos vecinos, que jamás se distinguieron por haber hecho algo meritorio para su pueblo, lamentablemente así se escribe la historia.

José también se acreditó como un excelente esposo y padre, y los que convivíamos con él con más o menos asiduidad, celebrábamos su comportamiento extrovertido, sus chistes y sus ocurrencias, que eran tan acertadas y graciosas como las que siempre le oíamos a su madre.

Recordar también a su abnegada esposa Myriam y a su hijo Carlos, que han sabido estar siempre a la altura de las circunstancias. Seguro que acogerán este II Memorial como algo propio, celebrándolo juntamente con cuantos gáldenses se acerquen al campo de fútbol de Cañada Honda, a rendirle un año más, este merecido homenaje en recuerdo de lo que hizo por Gáldar, José Manuel Padilla Molina. Que desde que falleció hace cinco años más o menos, goza de forma permanentemente de la complacencia del Supremo Hacedor.

José Manuel al igual, que en su vida terrenal, con un comportamiento, tranquilo y sosegado, se alejó de todos, consciente de que en este viaje que iniciaba era solo de ida, que el retorno del mismo era imposible, ya que el que se va al más allá, no vuelve permaneciendo allí hasta el final de los tiempos.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento