Menu

Prisión permanente revisable

leonilojulio2017Aprovechando la mayoría absoluta de la que dispuso durante la primera presidencia de M. Rajoy, el PP introdujo modificaciones en la legislación penal con la introducción en el Código Penal de la prisión permanente revisable. Fue en el 2015, poco antes de finalizar la legislatura, que en un arrebato justiciero implantaron esa expresión que, al fin y al cabo no deja de ser un mero eufemismo – uno más – para referirse a la cadena perpetua. Pendiente de pronunciamiento por parte del Constitucional, sobre si responde a los preceptos establecidos en la Constitución, donde se entiende la prisión como un acto de reeducación para su posterior reinserción en la sociedad, hemos de aguantar a determinados miembros del Gobierno referirse a la misma como norma que responde a aquella. Es evidente, una vez más, que nos toman por tontos pues, de su legalidad nadie duda; no obstante, sí que es opinable hasta tanto no se dicte sentencia al respecto, si es o no acorde con los preceptos establecidos en la denominada como Carta Magna.

El asunto vuelve a ser actualidad, por varios motivos. Uno de ellos, la iniciativa legislativa presentada por el PNV tendente a su derogación. La misma, apoyada por el PSOE, Unidos Podemos, y otros partidos con representación en el Congreso, tuvo los votos negativos del partido que la promovió, con la abstención de Cs, pese a criticar dicha medida. Otra de las razones de su auge en los medios, el desgraciado asesinato de Diana Quer, cuyo cuerpo apareció recientemente. Hecho que puso en marcha una iniciativa para recabar apoyos en contra de su derogación, con notable éxito por cierto. Se sumaron, como no pudo ser de otro modo, las familias afectadas por otros tantos crímenes igualmente execrables. Una tercera pata se incorpora al debate. No es otra que la intención, con fines electoralistas ante la caída del PP en beneficio de Cs, de poner en marcha iniciativas legislativas que permitan recuperar el electorado aparentemente perdido. Con la misma, evidenciando una vez más su carácter oportunista, se pretende ampliar los supuestos por los cuales es susceptible de verse afectado por tal hecho: la prisión permanente revisable.

Ante tal estado de cosas, donde se evidencian acciones que giran en torno a la referida prisión permanente revisable, se pretenden logros totalmente contrarios entre sí. De un lado, el Gobierno del Estado, que dando muestras del populismo del que hace gala, se lanza en este momento a ampliar la cartera de delitos capaces de ser contemplados dentro de los supuestos en los que se sentencie en tal sentido. Sin duda por lograr resquebrajar los avances de su directo competidor, con claras muestras – con mayor o menor celeridad – de arrebatarle el electorado y con ello las posibilidades de gobierno. También, por qué no, para aprovechar los desgraciados acontecimientos recientemente conocidos: la aparición del cuerpo de la joven Diana Quer, brutalmente asesinada. Muestran así, para agrado de su electorado, ser un partido justiciero. Ya se refieren, en el caso de sus correligionarios cogidos en actos de corrupción, a: el que la hace la paga. A ver si no caen en ello, algunos de los que se vanaglorian con la expresión.

En definitiva, frente al espíritu reeducador y de reinserción que plantea la Constitución para las penas de cárcel, se nos contrapone un modelo de justicia más tendente a la venganza, pues pretende alargar en el tiempo las penas de privación de libertad. Quizá, por aquello de para muestra un botón, hagan un ensayo general con la prisión provisional de quienes lo están por los hechos acaecidos en torno al simulacro de referéndum catalán. Al tiempo.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento