Menu

Los Arencibia de Teror a Fontanales

  •   LEONARDO ARENCIBIA RODRíGUEZ
  • 8 COMENTARIOS

Los Arencibia de Teror a Fontanales

 

 

 

 


 

 

 

El primer Arencibia (Arancibia) llegado a nuestra querida isla de Gran Canaria, en aquel tiempo conocida como “Canaria”, fue Miguel de Arancibia y Pérez “el viejo” que se casó el 16-08-156l en Gran Canaria con Jacobina de Troya.

Este Arancibia había nacido en Ondárroa (Vizcaya) y descendía de los primeros Arancibia –en vasco “ARANZ” = ARANTZA = ESPINO e “IBIA” =IBI = VADO, por tanto “ARANTZAK DAUDEN IBIA” = VADO DE ESPINOS-, establecidos en Berriatúa, Derio y Ondárroa, todas localidades de Vizcaya.

Por su parte Jacobina, era nacida en Gran Canaria y descendía por línea materna de Ursula de Troya, al parecer llegada de Sevilla, al servicio del obispo Muros y acompañada de dos hijos pequeños, Juan y Diego, que al correr del tiempo se convertirían en sacerdotes.

El sacerdote Juan de Troya, canónigo de la catedral con Dignidad de Tesorero, comisario general de la Santa Cruzada en las Islas Canarias y en 1514 cura de Teror, fue un personaje famoso en la pequeña historia de la isla por haber tenido con la aborigen bautizada como Antonia Ramírez varios hijos, entre ellos Estebanía, madre de Jacobina y casada con Alonso Alvarez, hijo del portugués Lope Estévez y de su esposa María Hernández. Según cuentan las crónicas el “matrimonio” hacía ostentación de su situación y se “atrevía” a asistir a las ceremonias de las bodas de sus hijas haciendo gala de formar una familia. Por esta ostentación fue procesado por la inquisición en 1524 y Antonia Ramírez fue paseada en un asno por las calles y posteriormente encarcelada para servir de ejemplo a la moral de la época.

De este matrimonio Arancibia-Troya, establecido en Teror, descienden los numerosos Arencibia que hoy se encuentran en casi todos los municipios de la isla, en otras islas del archipiélago y que igualmente alguno de sus miembros emigraron a América (primero Jamaica, luego Cuba y posteriormente Venezuela, EE.UU. y casi toda América).

Por tanto, permítanme la licencia de afirmar que “todos los Arencibia de esta isla, entre los que me honro en encontrarme, descendemos del mismo Arancibia y del mismo cura”.

Miguel de Arancibia tuvo numerosa descendencia, entre ella sus hijos Baltasar de Arencibia e Ibáñez casado con María Alarcón Colombo y Juan de Troya y Galdona casado con María Travieso, ambos establecidos en Teror junto al resto de sus hermanos y hermanas.

Tomás Arencibia y Alarcón, hijo de Baltasar, fue al parecer, el primer arencibia emigrante partiendo desde Teror, Gran Canaria, ya que viajó a la isla de Jamaica, donde se casó con Ana de Proenza e Isasi, natural de dicha isla, con la que tuvo varios hijos y uno de ellos, Serafín, que más tarde sería alcalde de Teror, viajó a Cuba, se casó con Clara de Balmaceda y Leiva y tuvo descendencia cubana. Algunos descendientes de Baltasar de Arencibia e Ibáñez emigraron a Fontanales como más adelante comprobaremos.

Miguel de Arencibia y Travieso, hijo de Juan de Troya y Galdona, se casó con Anna Rodríguez y tuvieron al menos seis hijos, teniendo tres de ellos mucho que ver con los Arencibia de Fontanales ya que uno, Francisco, como veremos a continuación, tiene el honor de ser el primer Arencibia que emigró a Fontanales y algunos descendientes de sus hermanos Martín y Alonso, también, con el correr de los años, siguieron la misma idílica ruta.

Como decimos, Francisco Arencibia Rodríguez nacido en Teror en 1646 es el primero que tiene el honor de emigrar a Fontanales, acompañado de su única hija , Catalina, fruto único de su matrimonio en Teror con María Sánchez de Herrera que murió de parto.

Este Francisco Arencibia Rodríguez se casó en la ermita de San Bartolomé, Fontanales, Moya, el 18 de Septiembre de l673 con la natural del pueblo Juana González Rivero, con la que tuvo al menos once hijos de los que descienden una buena parte de los Arencibia que hoy habitan este lindo y laborioso pueblo de nuestras medianías.

Uno de sus hijos se llamó también Miguel como su abuelo paterno y casó en Arucas con Isabel Mayor con la que tuvo entre otros a Francisco Arencibia Mayor casado también en Fontanales con Agustina Hernández Oramas, padres estos entre otros de Manuel Ramón que a través de dos matrimonios (primero Estebana García y años más tarde con María del Pino Ojeda) ha dejado numerosa descendencia.


El segundo Arencibia que emigró de Teror a Fontanales fue Vicente Arencibia Ortega (descendiente directo de Martín Arencibia Rodríguez y de su esposa María de los Santos Sánchez , que era a su vez otro hijo de Miguel de Arencibia y Travieso y Anna Rodríguez como ya ha quedado dicho anteriormente), que casó primero con Isabel Domínguez en Moya el 9-7-1777 que murió de parto al dar a luz a una niña bautizada como Isabel, y posteriormente en segundas nupcias con Josefa Antonia Molina con la que tuvo al menos un hijo varón y tres hijas. El hijo llamado Francisco Javier Arencibia Molina se casó en Guía el 2-12-1822 con María de la Concepción Díaz Díaz y un hijo de este matrimonio, llamado Bartolomé, se casó en Fontanales y tiene descendencia actualmente con el mismo apellido. Este Vicente Arencibia Ortega era también descendiente por línea materna de Baltasar de Arencibia e Ibáñez.

Es de notar, y ya hemos visto dos casos iguales en esta pequeña historia, como antiguamente era demasiado frecuente que las mujeres muriesen de parto, ya que tenían a sus hijos en su propia casa y, en el mejor de los casos, acompañados de una “comadrona” (la más experta del lugar). Igualmente, y por la misma falta de asistencia y escasez de medios sanitarios de todo tipo, principalmente clínicas y antibióticos, eran también demasiado frecuentes los entierros de niños (“párvulos”) en sus cajitas blancas.

El tercer Arencibia que siguió el mismo camino fue, en 1808, María de la Encarnación Arencibia Morales, descendiente también de Martín Arencibia Rodríguez, que se había casado en la iglesia del Sagrario de Las Palmas de Gran Canaria con el viudo Antonio Vicente Rodríguez Domínguez, y tuvieron una hija llamada Tomasa Rodríguez Arencibia, que, como veremos más adelante, se casó con otro Arencibia.

En 1810, llegaron los hermanos Antonio Francisco y Domingo Arencibia que se casaron con Josefa Mateo Afonso y con Rafaela Josefa Hernández Rodríguez, respectivamente. Estos hermanos procedían de Artenara a dónde había llegado su abuela Ana de la Concepción Arencibia, descendiente de Baltasar de Arencibia e Ibáñez primer hijo varón del primer arancibia ya citado y casada con Diego González Macías, debiendo en este caso haber descendencia.

Luego llegó en 1814 Miguel Antonio Falcón Arencibia, descendiente también de Martín de Arencibia, que casó en Moya con Rita Benítez. En este caso, aunque hubo y hay descendientes, se perdió el apellido.

En 1830 llegó María Arencibia Suárez, también procedente de Artenara como los dos hermanos anteriormente citados que eran sus primos, y, por tanto, también nieta de Ana de la Concepción Arencibia, que se casó en primeras nupcias en Artenara con Bartolomé Ojeda Guerra, viudo y natural de Moya y más tarde en segundas nupcias en Moya con Nicolás Hernández Mateo y Grimón, por lo que debe haber algunos descendientes de esos dos matrimonios, aunque lógicamente debieron de perder el apellido Arencibia. 

Siguió el mismo camino, de Teror a Fontanales, Francisco Rafael Arencibia de la Nuez casado en Fontanales el 31-07-1837 con Tomasa Rodríguez Arencibia, ya mencionada anteriormente, y también era descendiente de Martín de Arencibia. Tuvieron al menos tres hijos, por lo que es muy posible que en la actualidad haya descendientes con el mismo apellido en el pueblo o en otros lugares de la isla.

En 1838 llegaron los primeros descendientes de Alonso de Arencibia Rodríguez, como ya sabemos hermano de Martín y de Francisco –el primer terorense apellidado arencibia que se casó en Fontanales-, eran los hermanos Juana, Bernardo y Manuel Arencibia Montesdeoca, casados respectivamente con los naturales del pueblo llamados Juan Almeida Castellano, María Almeida Castellano, hermana del anterior, y María del Pino Jiménez Castellano. Bernardo Arencibia se casó en segundas nupcias con Feliciana Hernández Rodríguez, también natural de Fontanales.

Los segundos descendientes de Alonso de Arencibia Rodríguez que siguieron el mismo buen camino, fueron los hermanos Francisca Antonia y Francisco Manuel Arencibia Montesdeoca, primos hermanos por partida doble de los anteriores. La primera vino a Fontanales ya casada con el también terorense José Manuel Suárez Guerra, siendo descendientes de este matrimonio los Suárez del Barranco del Laurel que se extendieron primero por todo el pueblo y después por Las Palmas de Gran Canaria, existiendo actualmente en la isla muchos Suárez que descienden de este matrimonio de Teror. Francisco Manuel se casó en la mencionada ermita del apóstol San Bartolomé en Fontanales el 03-04-1839 con Juana Mateo Granado, natural del pueblo y descendiente de Baltasar Mateo Montesdeoca, natural de Arucas, que era primo hermano de Juan Mateo de Castro, también natural de Arucas, que fue cura de Moya y de Arucas y que heredó de su padre Juan Mateo Trujillo propiedades en Fontanales entre las cuales se encontraba la primera ermita que fue mandada a construir por él. Es de notar que el tal sacerdote, que al parecer también tuvo descendencia, era a su vez descendiente por línea materna del famoso cura Juan de Troya, por lo que sus descendientes cuentan al menos con dos curas en su genealogía, esto al menos cuenta la historia y se puede verificar en los archivos parroquiales.


Estos “Mateo” descendían de un tal Diego Mateo, de orígen peninsular, casado con la canaria Bernarda Trujillo de Armas, establecido en Arucas, habiéndose trasladado a Moya (Fontanales principalmente) una parte importante de su descendencia, pero esa es otra historia de la que intentaremos escribir en otra ocasión.

De este matrimonio Arencibia – Mateo, descienden hoy numerosos Arencibia, entre ellos los Arencibia Rodríguez entre los que tengo el honor de encontrarme, ya que mi abuelo, Alejandro Arencibia Mateo, era el hijo más pequeño de un total de diez, y solamente el y su esposa procrearon trece de los que sobrevivieron once debido a la ya mencionada mortandad infantil.

aren_03

Uno de los hijos de este matrimonio, Juan Francisco, unió esta rama de los Arencibia en Fontanales con los de la primera al casarse con María Dolores Arencibia, descendiente del mencionado Francisco Arencibia Rodríguez. Este último matrimonio, al igual que otros muchos naturales de Fontanales, emigró a Cuba, donde tuvo una numerosa descendencia, siguiendo el ejemplo de aquel Tomás de Arancibia (hijo de Baltasar de Arancibia e Ibáñez y también nieto de Miguel de Arancibia y Pérez) que, como hemos dicho, fue el primer Arencibia conocido en emigrar desde la isla a América.

En 1848 llegó a Fontanales Bernardino Arencibia Herrera, descendiente del ya mencionado Baltasar de Arencibia e Ibáñez, que casó con María de Cárdenes Blanco, natural del pueblo.

Por último, según nuestras averiguaciones, llegó en 1859 Vicente Antonio Arencibia Herrera, también descendiente de Martín de Arencibia, que casó con Tomasa Ramírez Alemán natural de San Fernando (Moya). Este arencibia era tío del mencionado anteriormente Francisco Rafael Arencibia de la Nuez. Este matrimonio bautizó al menos un hijo y dejó descendencia.

Una de las cuestiones curiosas que se daban en nuestra isla en general y particularmente en algunos pueblos eran los “apodos” o “nombretes” con el que eran conocidas algunas familias o personas, no pudiendo escapar a esta costumbre las familias o algunos miembros de las familias de los Arencibia emigrados a Fontanales. Así algunos de los descendientes de Francisco Arencibia Rodríguez y su esposa Juana González Ribero, fueron conocidos por los “jirras” unos y por los “pijinos” otros y por los “juarios” otros más, en este último caso por ser hijos y descendientes de un miembro de la familia llamado Januario al que se conocía como “Cho Juario”. Los descendientes de Francisco Manuel Arencibia Montesdeoca y de su esposa Juana Mateo Granado, y más concretamente del matrimonio formado por su hijo Alejandro Arencibia Mateo y su esposa Manuela Rodríguez Sánchez se conocían y se conocen todavía como “los machaca”. Así existían y existen muchos motes de los que en muchos casos ni se recuerda el orígen de los mismos.

Repasando con paciencia este pequeño relato de los Arencibia que se trasladaron a vivir a Fontanales, bien directamente o en algún caso pasando previamente por otros municipios de la isla de Gran Canaria, observamos que son al menos quince personas, todas efectivamente descendientes del primer Arancibia llegado a Teror, por las ramas de sus hijos Baltasar de Arencibia e Ibáñez y Juan de Troya y Galdona, en este último caso fueron su propio nieto Francisco y descendientes de sus otros nietos Alonso y Martín. Esta emigración empezó como hemos dicho en el siglo XVII (l673) y terminó, siempre según nuestras averiguaciones en el siglo XIX (1859), sin que descartemos en absoluto –y quizás sea muy probable- incorporaciones posteriores, o alguna otra persona de este apellido llegada con anterioridad que haya podido escapar a nuestra modesta investigación.

Puedes descargar el artículo completo en formato PDF aquí

Leonardo Arencibia Rodríguez

Actualizado el Jueves, 04 Noviembre 2010 20:57

8 comentarios

  • David
    David Sábado, 11 Noviembre 2017 15:34 Enlace al Comentario

    Interesante Historia.

    Es muy bonito saber de dónde procede uno mismo.
    En mi caso no llevo el apellido. Sin embargo mi abuela y mi padre si. Mi abuela y mi padre eran de Valleseco, (Lanzarote). MI abuelo también era de Valleseco. Juana Arencibia Guerra y José del Pino Rodriguez Dominguez. Ellos emigraron a Venezuela en los 50. Mis abuelos murieron allí. Y tuvieron apenas descendencia. Se que tengo familia en las medianías de Gran Canaria, pero he perdido el contacto. En cualquier caso son los hijos/as de los/las primos/as de mi padre. Lo único que conservo son un puñado de fotos en blanco y negro que relatan cómo era la vida en la primera mitad del siglo XX. Pero es muy interesante saber de dónde viene el apellido. Un saludo y muchas gracias.

  • ROSA ALICIA ARENCIBI
    ROSA ALICIA ARENCIBI Domingo, 12 Mayo 2013 00:40 Enlace al Comentario

    mi abuelo procedía de las palmas de gran canaria y se llamaba silverio arencibia. un gusto de saber el origen del apellido.él vivió y murió en quilmes,prov. de buenos aires.yo ,su nieta, vivo en alta gracia prov. de córdoba.argentina

  • Braulio
    Braulio Martes, 05 Junio 2012 09:27 Enlace al Comentario

    Hola buenos días, llevo años haciendo arboles y me interesa hacer el Arencibia -apellido de mi esposa-, lo voy trasladando a un programa informatico, el segundo Arencibia a Fontanales, Vicente, aunque pone descendiente directo de Martin Arencibia, por fechas faltan al menos dos generaciones. Tendría estos datos. Gracias

  • Leidy Laura
    Leidy Laura Sábado, 25 Febrero 2012 01:56 Enlace al Comentario

    mi primer apellido es Arencibia, vivo en Cuba, pero mi bisabuelo fui inmigrante de Canarias,es muy bueno he interesante el poder haber podido conocer de mis raices. Gracias

  • Mario
    Mario Martes, 27 Diciembre 2011 02:40 Enlace al Comentario

    Soy un Arancibia de Santiago de Chile y estoy haciendo una pequeña genelogía de mi familia. Me alegra saber que tengo "primos" cubanos y en Las Palmas. Por lo que sé, el primer Arancibia en llegar a Chile, lo hizo aproximadamente hacia 1700. Si Leonardo Arencibia Rodriguez lee este comentario le agradecería me escribiera a este correo maarancibia@yahoo.com. Gracias.

  • Maria R Arencibia
    Maria R Arencibia Lunes, 12 Diciembre 2011 01:38 Enlace al Comentario

    Yo tambien soy Arencibia,pero no s emucho de mis descendientes, pero mi papa siempre decia que todos los Arencibias eramos familia,y asi estamos regados por todo el mundo. Saludos,Soy Cubana.

  • LAURA
    LAURA Domingo, 10 Abril 2011 15:37 Enlace al Comentario

    Yo también soy Arencibia por parte de mi padre,mi abuelo Francisco Arencibia Castellano,natural de Fontanales,nieto del Indiano Juan castellano, que tuvo 34 hijos, y se cree que algunos más sin reconocer.
    Hay un libro llamado "El indiano Juan Castellano, el Patriarca de las Medianias".

  • maria luisa
    maria luisa Lunes, 27 Diciembre 2010 00:27 Enlace al Comentario

    que excelente artículo!!! Gracias por compartirlo. Mi abuelo era de Guía y se llamaba Bartolomé Arencibia Reyes. Un hombre tranquilo y alegre. Tengo montones de lindos recuerdos de él. Se mudó a Las Palmas calculo que a mediados de los años 50 con su esposa y dos hijos, el menor mi papá. Allí, en Vegueta, mi papá conoció a mi mamá y luego nacería yo. Lo felicito por esta investigación que nos da luces a todos los Arencibias que estamos regados por el mundo. SALUDOS!!!!

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento