Menu

En cualquier otro país

En cualquier otro país, el hecho de que el presidente del Gobierno tenga que ir al juzgado a declarar en un caso de corrupción política, conllevaría la inmediata dimisión del presidente. Sin embargo, por estos lares, con un presidente llamado a declarar por decisión judicial, no pasa nada y menos pasa cuando su partido está imputado también por la justicia. Después nos quejamos pero es lo que tenemos y parece que tan a gusto que estamos.

Más en esta categoría: Sin relación »

1 comentario

  • Montesquieu
    Montesquieu Miércoles, 19 Abril 2017 16:49 Enlace al Comentario

    Pero no es que el presidente tenga que ir a declarar, eso es lo de menos, pues desde su cargo puede ir a arrojar luz sobre lo que no tiene más que penumbras, pero en el caso de este señor es que es el presidente de un partido investigado por corrupción, del que sus tesoreros anteriores al tiempo presente, se encuentran imputados por corrupción, además, el que le pedía a uno de ellos que "fuera fuerte" que todo obedecía como diría el innombrable, "a un complot judeo-masónico en contubernio..." somos un país de primera, con una sociedad civil que mientras no se rearme para expulsar de la vida pública a los garbanzos negros y a los mediocres, poco futuro nos espera, más que sobresaltos, sueldos de miseria, fe y procesiones para consolarnos y algo de fútbol para entretenernos.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento