Menu

Federico Arencibia, 60 años siendo “el boticario de Agaete”

El próximo verano, Federico Arencibia cumplirá 60 años como boticario de Agaete. Llegó a la villa recién terminada la carrera, por mandato expreso de su padre, y con tan solo 25 años, el 1 de septiembre de 1958.

federico

Su padre, Francisco Arencibia Cabrera, tenía farmacia en Tamaraceite, y fue uno de los impulsores en 1935, de la cooperativa Cofarca. Le tocó visitar los municipios de Guía, Gáldar y Agaete, para convencer a los correspondientes farmaceúticos de que se unieran a la cooperativa, ya que antes la distribución de medicamentos estaba en manos de droguerias, y el abastecimiento a los pueblos era muy malo.

Recuerda que cuando llegó, Agaete tenía muchas carencias, pero era un pueblo feliz. Le maravilló que todos los días, a las siete de la tarde, la calle principal y la plaza estuvieran llenas de vecinos paseando, compartiendo la vida.

En Agaete conoció al entonces farmacéutico Fernando Egea, con quien congenió a la 'primera, y cuando este lo invito a visitar El Valle, aceptó aunque el desplazamiento fuera en burro. Se enamoró de El Valle y de Agaete, y por eso no dudó en recomendar a su hijo, años después, que cogiera la farmacia de la pequeña localidad,, una recomendación que para Federico fue en buena hora, ya que también se quedó prendado del municipio y de sus gentes.

Recuerda que cuando llegó, Agaete tenía muchas carencias, pero era un pueblo feliz. Le maravilló que todos los días, a las siete de la tarde, la calle principal y la plaza estuvieran llenas de vecinos paseando, compartiendo la vida.

Federico Arencibia fue el número uno, a nivel nacional, de las oposiciones a la inspección farmacéutica, por lo que podía elegir destino en otra ciudad o municipio con mejores servicios, pero tenía claro que su vida profesional y personal estaba en Agaete, porque sobre todo, ama la farmacia rural.

Nada más llegar, detectó que muchos vecinos padecían diarreas, por lo se decía que había cólera, algo que consideró muy extremo. En aquel entonces, el agua se cogía de Los Chorros, por lo que cogió una muestra y la analizó, descubriendo que estaba contaminada. En el año 1960, el alcalde Pedro Esparza, le pidió que analizara el agua del Sao, para comprobar si servía para agua de abasto, y efectivamente, el análisis dictaminó que era un agua muy buena, por lo que se comenzó a utilizarla.

No había alcantarillado ni luz ni recogida de basura, y muchos vecinos, sobre todo mujeres jóvenes, eran analfabetos, pero dotados de gran inteligencia, asegura recordando el ayer como si fuera hoy.

Federico Arencibia fue el número uno, a nivel nacional, de las oposiciones a la inspección farmacéutica, por lo que podía elegir destino en otra ciudad o municipio con mejores servicios, pero tenía claro que su vida profesional y personal estaba en Agaete, porque sobre todo, ama la farmacia rural.

La antigua botica de la calle Canario, era el epicentro de la vida en el pueblo, por lo que para estar informado de todo lo que pasaba, lo mejor era ir a comprar algo a la botica. Allí hacía fórmulas magistrales, la prueba de la rana para detectar los embarazos, y cuando llegó la luz, pudo comprar una estufa de cultivo, con la que hasta los análisis se hacían en la antigua farmacia.

federico1

A la primera persona que conoció fue al cura D. Manuel, y este a su vez le presento a Isidro García, “el juez”. Dado que era muy joven para estar todo el rato con gente tan mayor, Isidrito le presentó a su hijo José Antonio, con el que enseguida entabló una sincera amistad, compartiendo los ratos de ocio.

Recuerda con especial cariño las serenatas que le daban a la siempre recordada y querida, Carmelina Ramírez, quien recompensaba a los cantadores bajando desde la ventana, a través de una cuerda, una botella de whisky.

Cada noche iban al cine, dejando el correspondiente aviso en la puerta de la botica para que todos supieran dónde estaba. Lo mismo hacía cuando tocaba ir a comer algo a la tienda de Lacito y Antoñito, en la que se formaban parrandas, por lo que era habitual terminar la noche de serenata.

Recuerda con especial cariño las serenatas que le daban a la siempre recordada y querida, Carmelina Ramírez, quien recompensaba a los cantadores bajando desde la ventana, a través de una cuerda, una botella de whisky.

Durante 45 años fue el único farmacéutico que había en la villa, y en el año 1980, abrió la farmacia nueva en la calle principal del casco. La nueva farmacia sigue siendo centro de reunión de los vecinos, por lo que el bullicio de las conversaciones es tan alto, que a veces manda a callar ya que no lo dejan concentrarse en sus tareas

Por cosas del destino, como médico llegó a la villa un amigo de la infancia, José María Betancor, por lo que lo invitó a quedarse en su casa, en la parte trasera de la botica. Después de Misa, era costumbre que el médico, el practicante y el farmacéutico compartieran el almuerzo, por lo que al estar los tres juntos, si avisaban al médico, ya sabían los otros dos que no tardarían en ser requeridos.

Durante 45 años fue el único farmacéutico que había en la villa, y en el año 1980, abrió la farmacia nueva en la calle principal del casco. En lo que comenzaba la obra de la nueva farmacia, sus hijas, María Esther y Carolina, utilizaban el local como club de reunión con los amigos, ya que la familia siempre ha formado parte de la vida cotidiana de Agaete, estudiando en la escuela pública como todos los niños, y compartiendo juegos y travesuras en la plaza, y baños veraniegos en Las Nieves.

La nueva farmacia sigue siendo centro de reunión de los vecinos, por lo que el bullicio de las conversaciones es tan alto, que a veces manda a callar ya que no lo dejan concentrarse en sus tareas, y es que aunque está muy orgulloso de que su hija María Esther esté ahora al frente de la farmacia, es tanto el amor a su profesión, que sigue en activo.

federico3

En estos 60 años, Federico Arencibia ha visto como Agaete se ha ido transformando, mejorando en servicios públicos y en formación de los jóvenes. Lo que peor lleva es la transformación humana, con vecinos que se han ido marchando. Así asegura que le resulta deprimente acompañar un entierro hasta el cementerio, ya que son muchos, cerca de tres mil calcula, los que nos han dejado en este tiempo, y a todos los conocía, dice emocionado.

También echa mucho de menos aquella vida vecinal que se hacía en la calle a diario. Por ello, no duda en salir por las mañanas, con la bata blanca puesta, a compartir tertulia con Pipo, Monzón y Ceferino, en torno al café calentito.

Y es que Federico Arencibia, “ el boticario” como siempre será conocido, tiene a Agaete y a sus gentes en el corazón.

5 comentarios

  • Agustín Portillo Hahnefeld
    Agustín Portillo Hahnefeld Lunes, 19 Febrero 2018 12:04 Enlace al Comentario

    Orgullo para una familia y amigos, la bonita historia de vida de este gran hombre...

  • Pedro Venancio vega
    Pedro Venancio vega Domingo, 21 Enero 2018 01:57 Enlace al Comentario

    Yo no tengo palabras para describir todo lo bueno de él.Desde parar aquel coche mercedes camino del Valle y llevarnos cuando eramos niños desde los tomateros al valle el y su señora,hasta darnos tranquilidad cuando estábamos malitos,un hombre noble,leal,gran profesional y sobre todo UN GRAN AMIGO,y su gran familia un diez desde aquí le digo D.Federico muchas gracias por ser como eres...GENIAL. Un abrazo tu siempre amigo y portero como a ti te gusta llamarme ....Pedro Vega.Abrazos para su familia y feliz 2018.

  • Leonor jimenez damaso
    Leonor jimenez damaso Jueves, 18 Enero 2018 02:29 Enlace al Comentario

    Un gran profesional y mejor persona. Él es un referente para Agaete. Gracias por servirnos tan bien y tantos años. Un recuerdo al inolvidable Juan Jose

  • Silvia
    Silvia Lunes, 15 Enero 2018 08:45 Enlace al Comentario

    Un gran caballero y una excelente persona, además de muy buen profesional. Muy querido por mi familia y por mi. Muchas gracias D. Federico por estar ahí.

  • Lydia Alonso
    Lydia Alonso Domingo, 14 Enero 2018 00:17 Enlace al Comentario

    Para mí siempre ha sido una persona especial. Todo mi aprecio y cariño hacia él.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento