Escrito por Infonortedigital
Lunes 08 de Noviembre de 2004
Salud Gil se comprometió a financiar con fondos propios del Cabildo de Gran Canaria .

El Cabildo de Gran Canaria se adherirá a un Convenio con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) mediante el cual se implantará en Gran Canaria el Servicio de Teleasistencia a todas las mujeres víctimas de violencia de género, con órdenes de alejamiento en la Isla. El coste de este servicio se sitúa mensualmente en 42 € por mujer, por lo que habrá una partida de 82.000 euros al año gracias a este Convenio.

La Consejera de Política Social y Sociosanitaria del Cabildo de Gran Canaria, María de la Salud Gil, hizo este anuncio hoy tras entrevistarse en la jornada del jueves, 4 de noviembre, en Madrid, con una representación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y lo calificó como un “logro importantísimo” para la lucha contra la violencia contra la mujer en la Isla.

El Cabildo de Gran Canaria tiene registradas hasta el momento y en lo que va de año, un total de 164 comunicaciones de órdenes de alejamiento, por lo que las mujeres que se benefician de este dictado judicial podrán ser atendidas también mediante este sistema.

No obstante, la Consejera, María de la Salud Gil, se comprometió a financiar con fondos propios del Cabildo de Gran Canaria y con los cofinanciados que se derivan del Convenio ya firmado con el Instituto Canario de la Mujer (ICM) del Gobierno de Canarias, a aquellas mujeres que, no teniendo la orden, lo hayan solicitado, a efectos de no dejar desatendidas a estas mujeres que desde el Cabildo de Gran Canaria se considera también responsable. Por lo tanto, el Cabildo de Gran Canaria atenderá tanto a las mujeres que cubre el Convenio que se firmará con la FEMP, como a las que se quedan fuera, pero que sufren -sin ninguna duda- esta situación de riesgo.

María de la Salud Gil destacó además que “el Cabildo de Gran Canaria se ha propuesto cambiar el modelo de atención a la mujer víctima de la violencia de género adaptándola a la realidad, ya que no podemos seguir obligando a estas mujeres maltratadas a que sean doblemente castigadas, dado que deben sufrir las duras consecuencias de una orden de alejamiento, traslado de su domicilio, desarraigo social y familiar, separación de su entorno más próximo, etc.”. Por eso, María de la Salud Gil recalcó que “el Cabildo de Gran Canaria creará los instrumentos y las herramientas necesarias, para cuidarlas y atenderlas en el ámbito de su domicilio, con las garantías suficientes para que así sea”.

Infonortedigital

08 de Noviembre de 2004

Ampliar Imagen
María de la Salud Gil.

María de la Salud Gil recalcó que “el Cabildo de Gran Canaria creará los instrumentos y las herramientas necesarias, para cuidarlas y atenderlas en el ámbito de su domicilio.