Escrito por J. Araujo.
Martes 30 de Noviembre de 2004
Se inauguró un nuevo museo “La tienda de aceite y vinagre” que pasa a formar parte de la red de museos etnográficos del municipio.

José Pedro Suárez, director del Proyecto de Desarrollo comunitario, Centro de Adultos de La Aldea y agrupación La Aldea, se mostró satisfecho en las conclusiones de las XIII Jornadas Educativas de Cultura Popular por el alto índice de participación y de inscripción, un total de 130 alumnos, en su gran mayoría docentes.

Suárez dijo haberse sentido con el deber cumplido, dado que se cubrieron todas las expectativas trazadas, las cuales tienen un valor añadido, indicó, al poder haber devuelto al pueblo parte de su patrimonio, que le pertenece y que en ocasiones, por desgracia, por no tener los suficientes recursos económicos no se pueden apreciar. El director del Proyecto resaltó la inauguración de un nuevo museo, “La tienda de aceite y vinagre”, el cual se incorpora a la red de museos etnográficos de La Aldea, un homenaje, señaló, a todos los tenderos que sin lugar a dudas cumplieron una función social en el municipio.

La cantidad de alumnos que se matricularon en estas jornadas es otro de los datos relevantes, 130 personas, en su mayoría docentes, con los que de alguna manera destacaron, supone una gran satisfacción al Proyecto que ve como la semilla que se sembró en su momento llega a los centros escolares, puesto que son docentes, muy receptivos, lo cuales han sacrificado su tiempo de ocio para asistir a las jornadas de cultura popular y en consecuencia, transmitir los conocimientos y vivencias adquiridas a los alumnos en sus respectivas aulas y centros educativos.

Una de las ponencias más esperadas por todos los alumnos fue la del director del museo etnográfico de Grandas de Salime, Asturias, José Naviera Escalar, quien disertó sobre la “situación general de los museos etnográficos en el territorio”.

José Naviera Escalar, quien ya conocía el trabajo del Proyecto de Desarrollo Comunitario, a través de una representación del Ciclo del Año, que pudo ver en Las Palmas de Gran Canaria hace ocho años, dijo sentirse impresionado con la celebración de este evento, el cual cumplió con uno de sus objetivos principales que es el intercambio de experiencias y foro de debate e intercambio de culturas.

En su intervención señaló sentirse presuntuoso al pensar que su proyecto era grande, pero al comprobar el trabajo en vivo en museos como la Gañanía, me voy dijo, con una envidia sana, puesto que el principal objetivo del museo de Grandas de Salime era poder trabajar en vivo y se ha convertido en una muestra de tradiciones muertas.

Ambos directores no descartaron, a partir de este momento, realizar intercambios y un trabajo en conjunto, José Pedro Suárez, resaltó la presencia del municipio de La Aldea en el museo de Grandas de Salime, a través de una piedra de molino del municipio que se encontraba en Bilbao y de allí se trasladó a Asturias para que formara parte de dicho museo. José Naviera, conocido popularmente como “Pepe el Ferreiro”, no descartó la posibilidad de organizar en tierra, una aldea con las mismas características de pueblo aislado, unas jornadas en la que los docentes y políticos responsables, puedan conocer, valorar e incluso extrapolar el trabajo que desde el Proyecto de Desarrollo Comunitario se lleva a cabo.

J. Araujo.

30 de Noviembre de 2004

Ampliar Imagen
José Pedro Suárez en la foto.

Una de las ponencias más esperadas por todos los alumnos fue la del director del museo etnográfico de Grandas de Salime, Asturias, José Naviera Escalar.