Escrito por Infonortedigital
Martes 30 de Noviembre de 2004
Desde la desaladora de Roque Prieto, en Santa María de Guía, se trasvasan más de 5 mil metros cúbicos diarios a Bocabarranco.

El Cabildo, a través del Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria, ha garantizado en todo momento el suministro de agua en la zona norte de Gran Canaria a pesar de la avería sufrida en un depósito situado en la desaladora de Bocabarranco (Gáldar). Esta garantía es posible por la intercomunicación entre la desaladora de Gáldar, y la de Roque Prieto, en Santa María de Guía, para complementar el suministro entre ambas y evitar problemas de suministro en cualquiera de las dos desaladoras. En estos momentos se están investigando las causas de la avería del depósito que afectó al funcionamiento del módulo 5 de la desaladora de Bocabarranco.

El depósito averiado el pasado fin de semana tenía capacidad para 1.800 metros cúbicos de agua, y que se encontraba en periodo de prueba en el momento en que se produjo la rotura con una capacidad de 1.500 metros cúbicos, afectó al módulo 4 de la desaladora, que no dejó de funcionar, y sobre todo a un depósito de cal que al chocar contra el módulo 5 lo dejó fuera de funcionamiento.

En estos momentos se esté pendiente de averiguar si se ha visto afectado el eje del mismo para saber la duración de esta avería. De cualquier forma, la pérdida de producción de este módulo se compensó inmediatamente con el agua procedente de la desaladora de Roque Prieto, en Guía. En total el suministro diario de Gáldar, Agaete y Santa María de Guía es de unos 11.000 metros cúbicos. En estos momentos, y hasta que subsane la avería, se dispone de 3.000 metros cúbicos de la propia desaladora de Bocabarranco, de 2.500 metros cúbicos de Agragua, y los metros cúbicos restantes proceden de la citada desaladora de Roque Prieto. Tal como declara el Consejero de Medio Ambiente y Aguas del Cabildo de Gran Canaria, José Jiménez, “esta medida se tomó desde el mismo momento en que se produjo la avería en el depósito en construcción y por tanto nunca ha habido problemas de desabastecimiento en la zona”.

El depósito averiado se había construido en acero inoxidable y contó con presupuesto de adjudicación de 540.000 euros. Desde hacía días se estaban haciendo pruebas y se había actuado sobre varios fallos de impermeabilización detectados en estas pruebas. Una vez subsanado estos fallos se había llenado hasta una altura de 7 metros con un total de 1.500 metros cúbicos de agua en su interior en el momento de su rotura. Las causas de esta rotura están siendo investigadas tanto por los técnicos del Consejo como por los peritos de la aseguradora de la contrata. Hasta tanto no se repare el módulo 5 se seguirá suministrando agua desde Roque Prieto. Igualmente se procederá lo antes posible a la construcción de un nuevo depósito en Bocabarranco que permita el almacenamiento de agua para abastecer a la zona norte de Gran Canaria.

Infonortedigital

30 de Noviembre de 2004

Ampliar Imagen
Depósito averiado.
Ampliar Imagen
Ampliar Imagen

En estos momentos se esté pendiente de averiguar si se ha visto afectado el eje del mismo para saber la duración de esta avería.