Escrito por Infonortedigital
Martes 20 de Septiembre de 2005
Califica de disparate las medidas de tráficas adoptadas.

El Grupo político Bloque Nacionalista Rural-Nueva Canarias, ha manifestado su satisfacción por la reorganización del trafico producida el pasado día 14 en el municipio de Gáldar, incluyendo la apertura al mismo de la calle Capitán Quesada hasta la terminación de las obras que en estos momentos se ejecutan en el casco del municipio.

Para el BNR, lo verdaderamente vergonzoso es que esta medida se tome 21 días después del comienzo de las obras y a pesar de ser solicitada desde el primer día por empresarios y vecinos afectados. Las medidas de reorganización del trafico adoptadas en aquel momento fueron un auténtico disparate que nada vino a solucionar, y la marcha atrás de ahora lo confirma, y que lejos de mitigar el impacto de las obras formó un auténtico caos, debido principalmente a la mala señalización.

Entre otros graves fallos, parte de la calle Doramas se autorizó la circulación en doble sentido, pero la señalización indicaba que debía de hacerse al estilo inglés, o sea, conduciendo por la izquierda lo que provocó múltiples confusiones y discusiones que no llegaron a más por la responsabilidad de los conductores. Otro ejemplo de este desastre de señalización es que, durante una semana, la valla que cortaba el paso en la calle Capitán Quesada decía textualmente “cortada al tráfico por Romería”.

Un auténtico caos organizativo del que 21 días después se dan cuenta, quizás el responsable estuviera de vacaciones y hubo que esperar que volviera y se le encendiera una lucecita en su cabeza, para darse cuenta de lo evidente, las medidas adoptadas no habían servido para nada. Lo lamentable es la poca capacidad de reacción y corrección de los responsables, que parecen no estar al día de sus obligaciones como miembros del Grupo de Gobierno.

Infonortedigital

20 de Septiembre de 2005

Ampliar Imagen
Ediles del BNR.

Entre otros graves fallos, parte de la calle Doramas se autorizó la circulación en doble sentido, pero la señalización indicaba que debía de hacerse al estilo inglés, o sea, conduciendo por la izquierda.