Escrito por Infonortedigital
Jueves 29 de Septiembre de 2005
En esta fase se sustituye la cubierta de la zona anexa al Teatro Municipal.

Esta semana arrancó una nueva fase de las obras de restauración de las Casas Consistoriales, conocidas como el Ayuntamiento Viejo, para la sustitución de las cubiertas de la zona anexa al teatro municipal, que ejecutará una empresa privada en un período de dos meses aproximadamente.

Esta actuación se enmarca dentro del proyecto de restauración del conjunto histórico municipal, con las que se pretende dar más realce al emblemático inmueble situado en la Plaza de Santiago, y poner en funcionamiento las dependencias municipales.

La obra se suma a un conjunto de actuaciones ejecutadas por un taller de empleo a lo largo de casi un año, que concluyeron a principios de este verano, y entre las que figuran la demolición y construcción de tabiques, la realización de un nuevo aljibe, levantamiento de pilares y vigas o la instalación de la red de incendios, por citar sólo algunos ejemplos.

Para la conclusión de este proyecto queda pendiente la restauración de la parte más antigua del inmueble, donde se ubican el Salón de Plenos y la Alcaldía.

El proyecto de restauración contempla su habilitación para un uso administrativo y complementario de exposiciones, sin dañar la estructura original y respetando al máximo todos los valores intrínsecos de las instalaciones.

También está prevista la creación de una nueva pieza, que resuelva dos de los problemas más graves que posee el edificio en la actualidad, como es la falta de aseos, así como el de la accesibilidad para personas minusválidas.

El resto de la intervención se centra en recuperar el esplendor del edificio, resaltando sus cualidades originales y rescatando los espacios de la forma más fiel posible a su concepción original. La intervención más destacada es la de recuperar el espacio Fumadero que comunicaba estas dependencias con el Teatro municipal.

Las Casas Consistoriales se sitúan dentro del Casco Histórico-artístico de Gáldar. Es un edificio neoclásico del primer tercio del siglo XIX, y posee un destacado ejemplar del Drago en su patio, uno de los más antiguos de la isla plantado en 1718.

Infonortedigital

29 de Septiembre de 2005

Ampliar Imagen
Vista de las obras.

El resto de la intervención se centra en recuperar el esplendor del edificio, resaltando sus cualidades originales y rescatando los espacios de la forma más fiel posible a su concepción original.