Escrito por Infonortedigital
Jueves 29 de Septiembre de 2005
Tendrá lugar este fin de semana.

El viernes 30 de septiembre, a partir de las 20.30 horas, M. Nieves Cáceres convoca una lectura poética donde confluyen la imagen, la palabra y el silencio, dentro del Laboratorio B9 del CAAM.

En un espacio ambientado como anfiteatro, se proyectan varias creaciones visuales. Posteriormente distintas voces, invitadas ex profeso, leen diferentes poemas de la autora mientras una mujer los interpreta a la lengua de signos, no sólo en interés de favorecer la escucha por parte de las personas sordas, como en “visualizar” el poema en base a la poética de la lengua de signos, (lenguaje fronterizo con la expresión corporal, el body-art o la danza). Asimismo un vestido de lino blanco con un poema bordado, cuelga del techo sobre unos cristales rotos.

La autora, interrogándose sobre la ausencia-presencia de la corporeidad, confronta distintos lenguajes (visual, oral, corporal, escrito, etc.), forzando un guiño al teatro clásico (las lectoras van vestidas de negro o de blanco), cual lucha gladiadora que, en nuestros días, rivaliza con la sociedad del espectáculo. Corresponderá al público asistente valorar si los versos expresados merecen ser libres o rematados.

A partir de las 20.30 horas del sábado 1 de octubre el mismo espacio es escenario de El Ojo de Londres, una creación en formato flash inspirada por el libro homónimo de la escritora grancanaria Silvia Rodríguez.

Se trata de un tributo al video-clip en el que la literatura, la fotografía y la música se mezclan para representar la realidad en clave POP, según la visión de Silvia Rodríguez, Lorena Morín y Lartaun Pérez, respectivamente. Según sus artífices: El Ojo de Londres no es videoarte, no es una performance, ni un acto multimedia: es el pretexto para asistir a un remix de evocaciones estimulantes”.

Infonortedigital

29 de Septiembre de 2005


Se trata de un tributo al video-clip en el que la literatura, la fotografía y la música se mezclan para representar la realidad en clave POP, según la visión de Silvia Rodríguez, Lorena Morín y Lartaun Pérez, respectivamente.