Escrito por Infonortedigital
Viernes 13 de Enero de 2006
El espacio de 150 metros cuadrados permitirá trabajar cómodamente en una sola planta diáfana a una docena de artistas.

Pedro Luis Rosales, Consejero de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo grancanario, presentó las nuevas dependencias en las que a partir de ahora quedará ubicado el Taller de Grabado, una unidad perteneciente al Departamento de Artes Plásticas del Cabildo, que ocupa en la zona del Campus Universitario de Tafira la que fuera durante los años setenta la vivienda-estudio del ceramista y escultor Eduardo Gregorio. La apertura del nuevo espacio del Taller de Grabado del Cabildo de Gran Canaria en Tafira, supone una sobresaliente mejora en todos los aspectos y servicios prestados a los artistas canarios. Planteado como un servicio que ofrece a los creadores no sólo un espacio óptimo, sino la infraestructura y el asesoramiento técnico necesario, el Taller de Grabado cuenta en sus 150 metros cuadrados de planta diáfana, con dos tórculos con capacidad para planchas de 120 por 80 cm, y otro de 100 por 50 cm; una prensa litográfica, y un laboratorio completo independiente del área de estampación, además de personal técnico de apoyo. En el taller, que está coordinado por la artista Ana de la Puente, podrían trabajar simultáneamente hasta 12 personas cómodamente.

Pedro Luis Rosales adelantó durante la presentación que el “esfuerzo planteado por el Cabildo en la apertura y rehabilitación de este espacio era preciso para que los artistas pudieran trabajar en un lugar cómodo y amplio e intercambiar sus experiencias plásticas. Esta nueva dotación se suma a las ya gestionadas por el Cabildo e incrementa las posibilidades de desarrollo del sector de los artistas en la isla”. Según Rosales, “el Cabildo llevará la obra de los grabadores a todos los rincones de Gran Canaria, y propiciará que el trabajo de laboratorio que se desarrolla en el taller sea objeto de admiración de todos los amantes del arte”.

Muchos fueron los artistas que no quisieron perderse la presentación del nuevo espacio destinado a la realización de la obra gráfica reabierto por el Cabildo grancanario en el Campus de Tafira. Pilar Rodiles, Fabiola Ubani, Alfonso Crujera, Félix Juan Bordes, Teo Mesa, Paqui Martín o Nieves Viadero, entre otros, acompañaron a Rosales y a Hilda Mauricio, responsable del Departamento de Artes Plásticas en la apertura del nuevo espacio, ubicado en el número 10 de la calle Fernando de Armas, de la Urbanización Zurbarán de Tafira.

Pilar Rodiles se congratula de que un espacio cultural más se sume a las infraestructuras destinadas a los creadores de la isla. “las condiciones técnicas y espaciales del inmueble son óptimas; tenemos todas las condiciones para trabajar e investigar en nuestros procesos creativos respectivos. Ahora el Cabildo debe trabajar en intensificar su política de cursos e intercambio de experiencias con artistas peninsulares y extranjeros invitados y otros talleres similares”. También para la grabadora Fabiola Ubani “las instalaciones son magníficas y están a la altura de los mejores talleres de la península. Es mejor incluso que el de la Fundación Pilar y Joan Miró de Mallorca. Ahora tenemos que revitalizar y dinamizar este espacio impartiendo cursos con artistas de fuera y proseguir con la participación del Cabildo en la Feria de Estampa de Madrid, como ocurrió este año pasado”.

Igualmente, el artista Félix Juan Bordes se alegra de la reapertura del taller de grabado, e incide en la importancia de que del mismo se responsabilice una creadora como Ana de la Puente. “El espacio es luminoso y está en un en torno muy propicio para el fomento de la creatividad”. En ese mismo sentido se manifiesta Alfonso Crujera, quien opina que esta iniciativa del Cabildo “pone de manifiesto que la situación del grabado en Gran Canaria está madurando como manifestación plástica. Hay que seguir asistiendo a la Feria Estampa como elemento de promoción de los artistas que trabajan en la isla, e impulsar ahora una plan que dinamice este espacio no sólo como lugar de trabajo, sino como posibilidad de intercambio de ideas y experimentación continua”.

Originariamente, el taller de grabado se creó en 1975 en el seno de la Casa de Colón, con el fin de realizar tiradas de carácter interno, aunque debido al interés que generó entre los artistas de la isla, se decidió abrirlo al público y llevar a cabo una gestión de apoyo, difusión y promoción de la obra gráfica en Canarias.

La segunda etapa del mencionado taller se remonta a los años 80 del siglo pasado, cuando el Cabildo de Gran Canaria adquiere a la entidad La Caja de Canarias, el local en el que se ubicó en la década de los 70 y 80 la vivienda-estudio que ocupara tras su regreso de Venezuela, el ceramista y escultor Eduardo Gregorio, artista vinculado a la generación de creadores surgido de la Escuela Luján Pérez. Tras la muerte de Gregorio, el Cabildo grancanario adquiere este inmueble que desde entonces ha sido destinado a diferentes actividades, todas ellas relacionadas con la práctica del arte.

Así, en taller fue ocupado a mediados de los años 80 por el también escultor Eduardo Andaluz, discípulo de Gregorio, quien articula con la ayuda del Cabildo insular un programa de actividades formativas alrededor de la escultura. Seguidamente el inmueble es cedido a un colectivo de ceramistas canarios, hasta que el pasado año 2005 la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo grancanario, decide acometer una notable reforma en su espacio de cara a destinarlo con carácter definitivo como centro de trabajo para el colectivo de artistas que en la isla se dedican a la producción de obra gráfica.

Mientras tanto, el Taller de Grabado, coordinado por la artista Ana de la Puente, prosiguió su actividad en la Casa de Colón de 1992 a 1995, hasta que es trasladado a la calle Cano de la capital grancanaria, en donde permanece abierto de 1995 a 2005, desarrollando una importante actividad centrada en la realización de cursos y talleres de técnicas, convocatorias de cursos, charlas, exposiciones y préstamo de prensas a artistas.

Infonortedigital

13 de Enero de 2006

Ampliar Imagen
Taller de Grabados.

Originariamente, el taller de grabado se creó en 1975 en el seno de la Casa de Colón, con el fin de realizar tiradas de carácter interno.