Escrito por Infonortedigital
Domingo 15 de Enero de 2006
El BNR presentó a su candidato a la alcaldía.

Este sábado comenzaba la campaña pre electoral en el municipio de Gáldar, con la presentación del candidato del BNR a la alcaldía en las municipales de 2007, Teodoro Sosa.

El BNR convocó a afiliados y simpatizantes a un almuerzo celebrado en el restaurante Guanche Amagro al que asistieron cerca de 500 personas, para presentar a su candidato a la alcaldía de Gáldar.

También asistieron al acto distintos miembros de Nueva Canarias, ya que el BNR se integró hace unos meses en la formación nacionalista.

Así, se contó con la presencia de Román Rodríguez, Nardi Barrios, Pedro Quevedo, Francisco Santiago, Marino Alduán, Inés Jiménez, Francisco Candil, e Inmaculada Vega entre otros.

La presentación de Teodoro Sosa como cabeza de lista del BNR, estuvo a cargo del conocido periodista galdense, Santiago García Ramos, quien destacó que Sosa era “ un político de casta “.

En su discurso de presentación, Teodoro Sosa, señaló que el 2005 no había sido un buen año ni para la comarca ni para Gáldar.

El candidato del BNR lanzó duras críticas al actual grupo de Gobierno en el Ayuntamiento de Gáldar, manifestando que “ era muy fácil ser alcalde encerrado en los despachos “.

Teodoro Sosa, solicitó al alcalde de Gáldar, Manuel Godoy, que en el año que queda de mandato, cumpla algo de lo que prometió.

El cabeza de lista de la candidatura que el BNR presentará al Ayuntamiento de Gáldar en las elecciones municipales de 2007, aseguró también que no hacía “ promesas baratas “ y que lo único que ofrecía era trabajo, ilusión, preparación, y sobre todo ofrecía el equipo de personas que tenía a su alrededor para entre todos conseguir que el cambio del 2007 sea de verdad.

Infonortedigital

15 de Enero de 2006

Ampliar Imagen
Foto de familia. BNR-NC
Ampliar Imagen
Teodoro y Francisco Aureliano
Ampliar Imagen
Teodoro y Román

El candidato del BNR lanzó duras críticas al actual grupo de Gobierno en el Ayuntamiento de Gáldar, manifestando que “ era muy fácil ser alcalde encerrado en los despachos “.