Escrito por Infonortedigital
Miércoles 25 de Enero de 2006
Se construirá una centro comercial en Jinámar.

El Partido Verde Canario ha denunciado daños en el patrimonio arqueológico causados por los movimientos de tierra destinados a construir un centro comercial en la montaña del Mirador del Valle de Jinámar, en el del término municipal de Las Palmas de Gran Canaria.

Según está organización política las obras están arrasando un lugar catalogado como “zona arqueológica” por la Carta Arqueológica del Municipio, que según expertos consultados por Los Verdes posee “ material arqueológico de gran interés científico, material lítico, cerámica y malacofauna incluso visible en superficie”.

Según consta en la web patrinet.net, elaborada por el Cabildo de Gran Canaria, en el lugar de las obras se ubica el bien de interés arqueológico “Jinamar/los Barros”. Según la ficha arqueológica (con el código 16025) “en la ladera, bajo la actual urbanización de el Mirador de Jinámar, y en una zona cubierta por una alfombra de tuneras, observamos una acumulación de material arqueológico de gran densidad. cabe citar la aparición de fragmentos de molinos (circulares y naviformes), gran cantidad de industria lítica (incluida la obsidiana), cerámica decorada y sin decorar, fauna y malacofauna. aparentemente, se trata de una zona de vertedero de posibles estructuras aborígenes que se situaban en lo alto del lomo”

Según Los Verdes el promotor Ambrosio Jiménez está destrozando la montaña con maquinaria pesada para construir un centro comercial al amparado del Plan Especial del Parque Marítimo de Jinámar, sin que se hayan salvaguardado los valores arqueológicos del lugar.

Los Verdes responsabiliza a la Corporación Municipal de Las Palmas de Gran Canaria de permitir un daño irreparable al patrimonio arqueológico del municipio y ha instado al Servicio de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria a actuar con la máxima rapidez.

Infonortedigital

25 de Enero de 2006

Ampliar Imagen
Jinámar.

Según está organización política las obras están arrasando un lugar catalogado como “zona arqueológica” por la Carta Arqueológica del Municipio, que posee “ material arqueológico de gran interés científico.