Escrito por Infonortedigital
Viernes 16 de Junio de 2006
La espera de tres meses para el encuentro expresa el escaso peso político del Gobierno canario en el Estado.

Nueva Canarias-Nueva Gran Canaria (NC-NGC) ha valorado la reunión entre los presidentes de los gobiernos autónomo y estatal, Adán Martín y José Luis Rodríguez Zapatero. En opinión de NC el encuentro llega tarde y no ha aportado nada nuevo a la situación del drama de la inmigración.

Para Nueva Canarias el hecho de que Zapatero haya hecho esperar a Martín durante tres meses para tratar un problema de tanta importancia y urgencia, expresa el escaso peso político del Gobierno de ATI-CC en el contexto de la política española.

NC está segura de que ninguna otra comunidad hubiera tolerado un retraso similar aunque estima que el presidente canario se ha hecho acreedor de esta falta de consideración por sus opiniones irresponsables y su llamada absurda al Rey, acciones que han demostrado la debilidad del Ejecutivo y su incapacidad para dirigir los asuntos del Archipiélago.

Las cuestiones planteadas por el presidente del Gobierno de Canarias no ofrecen ninguna novedad a la situación de la inmigración pues reiteran las iniciativas que ya ha tomado el Ejecutivo estatal. Reclamar más cooperación, realizar un despliegue diplomático, intensificar los convenios de repatriación, aumentar las ayudas a la integración y la mayor implicación de Europa, son medidas que ya ha adoptado el Estado.

Respecto a la petición del Gobierno canario de reducir la entrada de trabajadores no comunitarios regulares, Nueva Canarias reitera su rechazo frontal a lo que considera un discurso oportunista e improvisado para sacar tajada política. La organización denuncia que los argumentos de ATI-CC generan un caldo de cultivo xenófobo porque han querido asociar la inmigración extracomunitaria reglada con el desempleo de los canarios.

NC-NGC advierte que es una relación completamente incierta puesto que los trabajadores extracomunitarios que llegan en situación legal a las Islas están demandados por los propios empresarios canarios para cubrir unos puestos que no quieren ejercer los nacionales.

Nueva Canarias cree que el Gobierno debe insistir en que se cumpla la legalidad, para aquéllos demandantes de trabajo que no están en situación regulada, y en frenar el ritmo de desarrollo del Archipiélago para moderar la llegada de europeos y españoles que son los que suponen la mayor presión poblacional.

NC exhorta al Ejecutivo canario a que desarrolle la Ley de Directrices de Ordenación del Turismo, aprobadas en la anterior legislatura, como la medida más eficaz para parar el ritmo incontrolado de crecimiento del Archipiélago que es el factor que provoca un auténtico efecto llamada de mano de obra eminentemente europea y peninsular.

Infonortedigital

16 de Junio de 2006


NC exhorta al Ejecutivo canario a que desarrolle la Ley de Directrices de Ordenación del Turismo, aprobadas en la anterior legislatura.