Escrito por Infonortedigital
Viernes 22 de Septiembre de 2006
EA-Canarias emite un comunicado.

Las Escuelas Unitarias de Canarias continúan recibiendo la incomprensión y rechazo de la Administración caracterizado en el proceder con que se ha venido actuando en los últimos tiempos, así poco a poco, se han ido desmantelando hasta lograr el objetivo fundamental su cierre. ¿Con ello la Administración habrá tapado un poquito del agujero económico que tiene la Consejería de Educación en Canarias?...

La moratoria de cierre que el consejero de Educación estableció en este curso no contemplaba el cierre indirecto, como es el caso del CEIP El Risco en Agaete, sin embargo, la estrategia que se está planteando hoy ya logró sus propósitos en otros centros, recordemos la Unitaria de San Andrés, pasó por un proceso similar, centro funcionando con dos unidades, en un curso que la ratio (establecida en 18) bajó, de 19 quedó en 18, sin más dilación recibió la supresión de una unidad, de esa manera el alumnado desde infantil a 6º de primaria quedaría atendido por una profesora, las familias alarmadas por la posible merma en la calidad de las enseñanzas que sus hijos/as recibirían lucharon para conseguir que se mantuviera la unidad, el pulso de la Administración consiguió que, ante su intransigencia, las familias optaran por trasladarles al CEIP Bañaderos. Así hábilmente, la responsabilidad del cierre quedó en las familias. Con ello se desarticuló el Colectivo de Escuelas Rurales de Arucas ¿Quién da más por menos?

En El Gamonal situación similar, se fuerza a las familias, indirectamente claro, a matricular a los hijos/as de 5º y 6º en otro centro grande de la zona, jugada perfecta!! En estos momentos apenas pueden alcanzar la ratio mínima, en breve, otra escuela menos para el CER Santa Brígida San Mateo. Suma y sigue … esto va como ejemplo.

Se repite la historia, ahora son las familias del Risco de Agaete las que están en el ojo del huracán, ¿lograrán los vientos despiadados de nuestra Consejería reducirlas a escombros? O por el contrario analizarán con justicia la realidad específica de esa zona (inserta en el medio rural con aislamiento extremo, peligrosidad de la carretera, mínima reducción del grupo, reducción de la unidad con 19 alumnos/as en el momento de la planificación sin dar un tiempo prudente para ver si la matrícula se recupera, excesiva mezcla de niveles, etc) y devolverán la unidad suprimida?

No es suficiente que, desde quien reciba a las familias en la Administración, se les de recetas para que le comuniquen al docente que ha quedado al frente de la escuela, indicando como debe hacer los agrupamientos para que pueda realizar sus funciones docentes, docente que ha reivindicado por activa y por pasiva el mantenimiento de la unidad creada hace muchísimo tiempo suprimida a la mínima de cambio y sin más dilación.

“Razones tendrá la iglesia” cuando manifieste en algún medio, al menos ya se ha manifestado en otros ámbitos, que no es justo que un grupo de 18 alumnos/as desde Educación Infantil a 6º de Primaria tengan a dos docentes atendiéndole mientras en otros colegios hay 25 o más alumnos/as por aula de un mismo grupo, como mucho, dos.

Así es como se aplica la compensación de desigualdades en este nuestro territorio. El esfuerzo no va encaminado a reducir las ratios en los centros ordinarios para mejorar una situación que cada día se vuelve más insostenible, el esfuerzo se está dando para que todos estén peor.

Infonortedigital

22 de Septiembre de 2006

Ampliar Imagen
El Risco.

El esfuerzo no va encaminado a reducir las ratios en los centros ordinarios para mejorar una situación que cada día se vuelve más insostenible, el esfuerzo se está dando para que todos estén peor.