Escrito por Infonortedigital
Martes 21 de Noviembre de 2006
· La serie denominada por el artista tinerfeño “El hambre”, será inaugurada el jueves.

El Centro de Artes Plásticas del Cabildo de Gran Canaria inaugura este próximo jueves, día 23 de noviembre, una muestra del artista Pedro González, que recoge un total de ocho obras de gran formato realizadas en los últimos meses por el pintor tinerfeño. Agrupadas genéricamente bajo el epígrafe de “El Hambre”, González, como en otros episodios anteriores de su ya extensa producción pictórica, confronta el drama humano con su dicción plástica. La exposición, que será inaugurada a las 20.00 horas, se mantendrá abierta hasta el día 22 de diciembre en el espacio dependiente de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo grancanario, ubicado en el número 8 de la calle Colón del barrio de Vegueta. El catálogo editado con ocasión de la muestra de Pedro González contiene textos del escritor Juan Cruz Ruiz y del crítico de arte Carlos Díaz Bertrana.

Pedro González ya se inspiró en su anterior serie en el drama como instrumento creativo de denuncia. “La patera” nos acercó a la crónica de desaliento de la inmigración ilegal, y ahora con “El hambre”, amplifica el clamor contra la injusticia de los desheredados. “El hambre” de Pedro González, como propone Díaz Bertrana, “es una pintura humanista que nos abisma en el drama, en la predestinación y la angustia de unos hombres. En “La patera” pintó el horror de lña travesía, en “El hambre” el funesto destino de muchos de sus camaradas de viaje: osarios en el desierto”, escribe el crítico en su texto introductoria del catálogo.

La muestra del artista tinerfeño, nacido en 1927 en La Laguna, se articula alrededor de ocho piezas de gran tamaño realizados con técnica mixta. “En “El hambre” –advierte Díaz Betrana- González cuenta algo más que una historia africana, la narración de una anécdota, o una mera expresión de sentimientos. Es una reflexión poética sobre la vigencia de la pintura y su capacidad para hacernos sentir la problemática actual. Y lo hace con una dicción precisa, un tono febril, una emotividad potente y un estilo posbarroco, que introduce, sin comentarios morales, el dolor y la desesperación. La última pintura de Pedro González activa nuestra sensibilidad y emociones con grandes formatos que nos meten en el interior de un drama humano que se desarrolla bajo un cielo de temible esplendor, en medio de una naturaleza turbulenta. Un espacio imaginado que parece muy real y que está cargado de desasosiego. Esqueletos por doquier, algunos supervivientes y una naturaleza convulsiva que parece compartir su vicisitud trágica”.

Según el novelista Juan Cruz, estos cuadros de González “forman parte de la memoria de lo que quedó después de la solemnidad de la carne”. La exposición puede ser visitada de lunes a viernes, de 10.00 a 13.00 horas y de 18.00 a 21.00 horas. Los sábados, domingos y festivos, la sala permanece cerrada.

Infonortedigital

21 de Noviembre de 2006


Pedro González ya se inspiró en su anterior serie en el drama como instrumento creativo de denuncia.