Escrito por Infonortedigital
Miércoles 22 de Noviembre de 2006
CC.OO. Canarias denuncia que el Gas no tiene como objetivo cumplir Kioto, debido a las previsiones de incremento constante del consumo energético.

CC.OO. Canarias advierte que la ejecución de las propuestas de infraestructuras, crecimiento urbanística y extensión de nueva potencia de la red eléctrica canaria, pueden suponer un incremento incluso superior al 50% en la próxima década de emisiones de CO2.

Este cálculo de incremento se hace conforme a la siguiente estimación: Canarias ha incrementado sus emisiones de CO2 en el periodo 1990-2002 en un 76,76%, alejándose estrepitosamente de cualquier objetivo de estabilización de las emisiones. Este profundo incremento se ha realizado con tasas de crecimiento económico cercanas al 3%.

El Plan energético de Canarias prevé, por su parte, un incremento constante del PIB durante la próxima década del 2,9% anual. Debido a la íntima correlación entre crecimiento económico y crecimiento del uso de la energía, podemos augurar un incremento del uso de la energía en una relación aproximada al consumo de los últimos años: esto es, un 3,3% (según el PECAN en tramitación) anual de incremento del consumo energético en el periodo 1985-2004.

De hecho, en las previsiones del PECAN se encuentra un incremento de la demanda eléctrica en la próxima década de más de un 62% en los próximos diez años.

Por otro lado, las previsiones en materias de nuevas infraestructuras de transporte en las islas, son las de realizar, en palabras del Consejero de Infraestructuras del Gobierno de Canarias, “la mayor inversión de la historia de las islas”, con un importe que asciende a más de 13.000 millones de euros. Esas infraestructuras de transporte, básicamente nuevas autovías, pistas de aeropuerto y diversos puertos de nueva creación, tienen como objetivo estimular la movilidad intra e interinsular, lo que puede provocar un incremento sustancial de las emisiones de CO2 en los próximos años. De hecho Canarias, frente al conjunto de la Unión Europea y el Estado, es la Comunidad de más consumo energético para la movilidad (un 50% de la energía primaria en las islas).

CC.OO. Canarias advierte que estas previsiones de consumo energético, ante la evidente crisis energética global de producción de crudo, puede hacer a Canarias aún más vulnerable para el futuro. Además de las implicaciones para el cambio climático, las islas van a verse perjudicadas por políticas de “huida hacia delante” que generarán mayor presión sobre el terrirorio y pérdidas de empleo en el futuro, por saturación y superación de la capacidad de carga de las islas.

El sindicato considera que, además, Canarias se encuentra en una situación de alta vulnerabilidad ante el cambio climático. CC.OO. Canarias urge a debatir en las islas las graves afecciones que la certeza del cambio climático tendrá en las islas. Consideramos que existen riesgos reales para la economía y el empleo de las islas, derivados del agravamiento del fenómeno del cambio climático. Entre los fenómenos asociados al cambio climático que pueden perjudicar a las condiciones de habitabilidad de la sociedad y economía isleñas se encuentran:

1.- Alteración dela corriente fría de Canarias, derivado de los cambios en la “corriente del Golfo”. Hay que tener en cuenta la corriente fría de Canarias es la “garantía” del carácter “primaveral” del clima de Canarias. “El clima canario está dulcificado por la presencia de la corriente fría de Canarias”.

2. La subida del nivel del mar puede alterar la línea costera de Canarias, perjudicando gravemente un recurso valioso para el mantenimiento del sector turístico y la economía de servicios, al tiempo que supone una grave afección a las infraestructuras asociadas al litoral (puertos, conducciones marinas, etc.).

3. El incremento del calentamiento superficial del agua, consecuencia igualmente del Cambio climático, puede provocar, conjuntamente con los anteriores, la afección grave a la dinámica y abundancia de las poblaciones de peces y las especies y economías dependientes de ellas, lo que afecta al sector de la pesca de interior y a la distribución de los bancos pesqueros del atlántico.

4. Incremento de los “fenómenos metereológicos” extraños, y de carácter extremo, en Canarias.

5. Incremento medio de la temperatura en Canarias, generando cambios en nuestro “régimen climático” y aparición de fenómenos extraños.

6. Incremento de los periodos de sequía y descenso pluviométrico. Esta situación tendría una afección real sobre los recursos hídricos. Canarias, según el Ministerio de Medio Ambiente, sería la comunidad más afectada del Estado.

Infonortedigital

22 de Noviembre de 2006


Incremento medio de la temperatura en Canarias, generando cambios en nuestro “régimen climático” y aparición de fenómenos extraños.