Escrito por Infonortedigital
Miércoles 22 de Noviembre de 2006
Gustavo Díaz-Jerez será el solista de piano de los Nocturnos de la Antequeruela de García Abril que completan el programa.

La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria ofrece este viernes, día 24 de noviembre, a las 20.30 horas, en el Auditorio Alfredo Kraus, el sexto concierto de su temporada de abono 2006-2007, al frente de cuya dirección estará su nuevo Principal Director Invitado, el maestro alemán Günther Herbig, una de las figuras más queridas de los aficionados grancanarios. Como viene siendo habitual en sus últimas comparecencias en el podio del conjunto grancanario, Herbig presenta un programa formalmente muy ambicioso y lleno de atractivos.

La velada se abrirá con música española, los Nocturnos de la Antequeruela que compusiera Antón García Abril en conmemoración del 50 aniversario de la muerte de Manuel de Falla en 1996. Una obra de fuerte carga espiritual y poética de inspiración andaluza que, en palabras del propio autor “aspira a ser descripción poética del encantamiento ante el éxtasis contemplativo de la noche, ante la fascinación magnética de la visión del sonoro silencio del firmamento, máxima aspiración de perfección. Anhelo de constelaciones, movimiento cósmico y palpitación humana que nos sitúa en nuestra propia y auténtica dimensión del cosmos. Deslumbramiento de bóveda, infinito espacio abierto a la meditación, hipnótica claridad de luna que nos sobrecoge e impregna de mágicas influencias. Canto de las estrellas en incesante órbita que se expresan como impulsos de nuestra existencia.” Los Nocturnos de la Antequeruela, dispuestos para una combinación de piano y orquesta de cuerdas, tendrán como gran protagonista al solista tinerfeño Gustavo Díaz-Jerez.

La Tercera Sinfonía de Bruckner ocupará íntegramente la segunda parte del concierto. De nuevo Herbig apuesta por la música del compositor austríaco, uno de los autores más exigentes a la hora de calibrar las aptitudes de los grandes conjuntos sinfónicos. La Sinfonía nº 3, a veces denominada “Wagneriana” por haber sido dedicada al gran genio alemán, del que Bruckner era rendido admirador, es quizá la primera de su catálogo en la que se definen con claridad las señas estructurales y expresivas que con tanto éxito serán desarrolladas en la sinfonías posteriores. En este sentido merece destacarse la impactante planta monumental de la obra y su rico despliegue melódico, que hacen de ella una de las partituras más atractivas y originales de su autor.

Günther Herbig es uno de los más destacados directores de la escena musical internacional. Su carrera se ha desarrollado con especial fuerza en América desde 1980. Ocupó durante seis años el puesto de Director Titular de la Orquesta Sinfónica de Detroit y posteriormente el de Director Titular de la Sinfónica de Detroit durante cinco años, cargo que dejó en 1994 para poder dirigir con más frecuencia en Europa. Continúa viviendo en Michigan. Con posterioridad a su traslado a Estados Unidos en 1984 ha dirigido a todas las grandes orquestas americanas: Filarmónicas de Nueva York y Los Ángeles, Sinfónicas de Chicago, Boston y San Francisco y Orquestas de Filadelfia y Cleveland.

Ha grabado más de 100 obras, algunas de ellas con orquestas de la Alemania del Este con las que estuvo asociado antes de su traslado a Europa Occidental, habiendo realizado desde entonces registros con algunas de las orquestas de Londres, así como la Filarmónica de la BBC y otras. Günther Herbig ha sido nombrado Principal Director Invitado de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria para las temporadas 2006-2007 y 2007-2008.

Por su parte, el pianista Gustavo Díaz-Jerez, es natural de Santa Cruz de Tenerife. Su carrera dio un giro importante al quedar finalista en la XXV edición del Concurso Internacional de Piano de Santander “Paloma O´Shea”, recibiendo elogios a su depurada técnica, color y belleza de sonido. Ha colaborado con destacados conjuntos como la Orquesta del Festival de Budapest, Filarmónica de Turín, Sinfónica de Berlín, Sinfónica de Tenerife, Filarmónica de Gran Canaria o la Orquesta de Burdeos, bajo la dirección entre otros de Ivan Fischer, Matthias Bamert, Stanislaw Skrowaczewski, Jean Bernard Pommier, Víctor Pablo Pérez, Gloria Isabel Ramos Triano o Max Bragado. Actualmente es Profesor de Piano en el Conservatorio Superior de Música del País Vasco (Musikene) en San Sebastián.

Infonortedigital

22 de Noviembre de 2006


La velada se abrirá con música española, los Nocturnos de la Antequeruela que compusiera Antón García Abril en conmemoración del 50 aniversario de la muerte de Manuel de Falla en 1996.