Escrito por J.Araujo.
Jueves 23 de Noviembre de 2006
Presenta una moción en el Cabildo en respuesta a su compromiso con los ciudadanos en la manifestación del 4 de noviembre.

El concejal y portavoz de Nueva Canarias – Nueva Gran Canaria en La Aldea de San Nicolás, José Miguel Rodríguez destacó que ha trasladado a su grupo en el Cabildo de Gran Canaria, una moción en la que solicita se ejecute a la mayor brevedad posible el proyecto de la carretera Agaete – La Aldea de San Nicolás.

Según apuntó Rodríguez, esta moción es la respuesta de su partido al compromiso adquirido con todos los vecinos de La Aldea y de la isla de Gran Canaria, en la celebración de la manifestación por la carretera celebrada en el municipio, el pasado día 4 de noviembre, a la que acudieron unas cinco mil personas. A partir de este momento y una vez se aborde en la próxima sesión plenaria de la institución insular, aseveró, se elaborará la proposición no de Ley, (PNL) la cual se han comprometido a firmar todos los partidos, por la cual se establecerá un calendario de ejecución de la citada infraestructura que sea respetado por todas las fuerzas políticas.

En la exposición de motivos de la moción se manifiesta la necesidad de una nueva vía que acabe con el aislamiento geográfico del municipio de La Aldea de San Nicolás es una aspiración legítima de los habitantes de este municipio, que vienen soportando un aislamiento secular y ven que día a día el progreso pasa de largo para sus habitantes.

El primer estudio de la carretera para unir Las Palmas de Gran Canaria con La Aldea de San Nicolás se hizo en 1864 partiendo por la carretera del Centro. En 1894 se propone un nuevo estudio, esta vez partiendo de Agaete. La primera inversión se realiza en 1927, con la construcción que uniría El Pueblo de la Aldea con la playa y que finalizó en 1921.

Hay que esperar un cuarto de siglo más para la ejecución definitiva de un proyecto que divide el trayecto de La Aldea de San Nicolás a Agaete en cuatro tramos cuya finalización se produce en 1955, ochenta y cinco años después del estudio inicial, tiempo en que las vecinas y vecinos de La Aldea permanecieron incomunicados por tierra, relegando completamente su desarrollo económico.

El municipio de La Aldea de San Nicolás tiene el 82 % de su territorio protegido y el modelo económico actual depende casi exclusivamente del monocultivo del tomate, producción que está siendo cuestionado por la Unión Europea al admitir importaciones masivas de terceros países. Los aldeanos y aldeanas necesitan vivir de esos espacios naturales, de una agricultura diversificada, de un sector servicio selectivo y acorde con un proyecto de desarrollo sostenible, para ello la nueva vía es una necesidad imperiosa.

El trabajo que se realizó, en la anterior legislatura, desde la corporación municipal de La Aldea, conjuntamente con la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas del Gobierno de Canarias, permitió redactar un proyecto consensuado desde el punto de vista técnico y socialmente aceptado por los vecinos y vecinas de La Aldea de San Nicolás y del barrio de El Risco, en el municipio de Agaete.

El 14 de febrero de 1996 fue convocado el concurso por procedimiento abierto para la redacción del Estudio Informativo, adjudicándose el 11 de julio del mismo año la redacción de dicho estudio. El 16 de julio de 1998, la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas aprueba técnicamente el Estudio Informativo citado, seleccionando como solución recomendable para el interés público la alternativa A en el tramo I, la C para el tramo II y la D para el tramo III y ordenando que se incoe expediente de Información Pública, tanto del Estudio Informativo como del Impacto Ecológico.

Mediante resolución de fecha 10 de julio de 2000 se encarga la redacción del proyecto de construcción “Nueva carretera GC-2. Tramo: Agaete-La Aldea”, cuya aprobación y ejecución fue aprobada mediante acuerdo del Gobierno de Canarias de fecha 8 de mayo de 2000. El presupuesto de licitación fue de 2.812.736,65 € con un plazo de ejecución de 18 meses.

En el estudio informativo el corredor, a su paso por el Barranco del Risco, se plantea por detrás del núcleo edificatorio. A dicha alternativa se oponen los vecinos y vecinas de El Risco y el Ayuntamiento de Agaete, que se inclinan por una traza que se localizará por delante del núcleo edificatorio, por lo que se plantea el viaducto del Risco como elemento consustancial con las alternativas a estudio.

Se desarrolla un largo proceso técnico-administrativo, con algunos y largos silencios, que han desembocado en un proyecto de ejecución que está a punto de finalizar.

El municipio de La Aldea tiene la necesidad, a principios del siglo XXI, de disponer de una comunicación con el norte de Gran Canaria segura y lo suficientemente amplia, para el transporte de los productos agrícolas, en grandes camiones, no constituya un peligro añadido a la vía.

Las inversiones públicas no deben estar sometidas a parámetros de réditos electorales sino, por el contrario, todos los canarios y canarias en general, y los que vivimos en esta isla de Gran Canaria en particular, tenemos derecho a una calidad de vida que está sometida a diversos factores: culturales, educativos, sanitarios, económicos, sociales … Todos ellos condicionados por comunicaciones dignas, que nos acerque y podamos tener a nuestro alcance las mismas oportunidades como ciudadanos de Canarias. Con este fin el pasado 4 de noviembre se celebró una importante manifestación auspiciada por todos los partidos políticos presentes en el Ayuntamiento de La Aldea, y secundada por asociaciones culturales, económicas, sociales, etc., que junto a miles de vecinos y vecinas salieron a la calle para reclamar la inmediata ejecución de la construcción de la carretera La Aldea-Agaete.

Por todo ello, se elevó a la consideración del pleno del Cabildo una propuesta única: Instar a la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas del Gobierno de Canarias para que de prioridad a la tramitación administrativa necesaria que posibilite la licitación y posterior ejecución del proyecto “La Aldea-Agaete, tramo La Aldea-El Risco”, no más allá del mes de marzo de 2007. Para ello deben abreviarse y dársele la máxima prioridad a aquellos últimos trámites administrativos necesarios para que la obra pueda ser adjudicada dentro del plazo establecido, teniendo en cuenta que ya está prevista una anualidad en los presupuestos del 2007.

J.Araujo.

23 de Noviembre de 2006


Para ello deben abreviarse y dársele la máxima prioridad a aquellos últimos trámites administrativos necesarios para que la obra pueda ser adjudicada dentro del plazo establecido.