Escrito por Infonortedigital
Jueves 10 de Mayo de 2007

El Departamento de Ediciones del Cabildo grancanario presentará este próximo viernes, día 11, en el Convento de las Madres Dominicas de Teror, a las 20.00 horas, la edición escrita por Agustín Juárez, “La arquitectura de Laureano de Armas Gourié”, un libro que revisa las claves de la obra arquitectónica realizada por este ingeniero poliédrico durante la primera mitad del siglo XX en Canarias. El volumen mencionado, de más de 150 páginas, está ilustrado con abundantes fotografías y planos de los edificios públicos y civiles que construyó Laureano de Armas. A juicio del presidente del Cabildo grancanario, que escribe las líneas de introducción del libro editado, el arquitecto “ocupa un lugar privilegiado dentro de nuestra sociedad: primero, por la labor que desempeño como presidente del Cabildo de Gran Canaria; y segundo, por su trabajo arquitectónico. Ambos, paradigmas del buen hacer y de una persona de gran talla humana que aportó sus conocimientos a la gestión política y al mundo artístico”

El autor del libro publicado por el Cabildo, que trabaja en el mismo desde finales de los setenta, estima que Laureano de Armas fue un hombre que, “sin ser arquitecto, había desarrollado una extensa e interesante actividad en el campo de la arquitectura. Siendo ingeniero industrial, había proyectado y ejecutado en su integridad obras de nueva planta. Algunas de estas edificaciones están en la actualidad catalogadas, inventariadas y recogidas en los planeamientos de varios municipios, calificadas como obras de nuestro Patrimonio Histórico”. Precisamente el libro se presentará en una de sus obras realizadas, el Convento de las Dominicas de Teror, que se inició en 1923 y se inauguró dos años más tarde, en 1925. Ese conjunto tiene trazas de un monasterio y la sobriedad de un recinto medieval, con ornamentación románica.

Laureano de Armas fue una persona de una amplia y vasta cultura, de arrolladora personalidad, de gran sentido del humor, metódico y meticuloso, defensor y responsable de sus ideas, y de juicios equilibrados, como señala Juárez en su libro.

A lo largo de estos años Juárez ha encontrado algunas dificultades para elaborar esta obra que ahora se presenta, como los cambios en la propiedad de los edificios analizados, cuyas nuevas necesidades o por propio mantenimiento de la edificación, han venido sufriendo sucesivas reformas, intervenciones, transformaciones, rehabilitaciones y alteraciones de toda clase, haciéndose cada vez más dificultoso situar la obra original en su verdadera magnitud.

“Laureano de Armas redactó proyectos y los ejecutó en su integridad. Por otra parte, actuó en muchas edificaciones de forma muy especial, realizando pequeñas ampliaciones, reformas, modificaciones o simplemente diseñando elementos decorativos: portones, escaleras, chimeneas, balcones, rejas, etc. Por esta razón, es prácticamente imposible recopilar y acertar con precisión sobre la totalidad de sus actuaciones”, explica Juárez. “Nos planteamos como objetivo único seleccionar obras, bocetos y otras actuaciones, de los que tenemos total certeza de que preceden de su mano”, añade.

Según Agustín Juárez, “es importante señalar que en la etapa histórica de finales del siglo XIX y principios del XX, época en la que vive Laureano de Armas, coinciden en nuestra isla con una serie de personalidades del mundo de la política, de la cultura y de la sociedad en general, que fueron forjadores de entidades culturales y otras muchas realizaciones que ha quedado para historia y que merecen nuestro reconocimiento. Por otra parte, coincide también en el florecer de la revolución industrial que marca, no solo en toda Europa, el devenir del Movimiento Moderno en la Arquitectura y que Laureano de Armas viviría íntegramente obligándole a tomar postura en su forma de diseñar y construir su arquitectura”.

Agustín Juárez Rodríguez, el autor del libro, nace en Las Palmas de Gran Canaria en 1939. Obtiene el título de arquitecto en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid y tres años más tarde el doctorado en Arquitectura.

Pertenece al grupo de arquitéctos que fomentan y está presentes en la creación del Colegio Oficial de Arquitectura de Canarias y la Escuela de Arquitectos de Canarias y la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, donde imparte clases desde sus inicios y obtiene en 1981 la cátedra de construcción arquitectónica, siendo en la actualidad el catedrático más antiguo de la universidad.

Ha desempeñado diferentes cargos directivos en la Escuela de Arquitectura y en el Colegio Oficial de Arquitectos. Recientemente ha sido nombrado “Hijo Predilecto” por el Ayuntamiento de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. En su actividad profesional ha desarrollado una variada gama de edificios de muy diferentes usos y notoria complejidad, tales como su participación en el Auditorio Alfredo Kraus y, en la actualidad, en el Teatro Pérez Galdós, edificios sobre los que prepara próximas

Infonortedigital

10 de Mayo de 2007


En su actividad profesional ha desarrollado una variada gama de edificios de muy diferentes usos y notoria complejidad, tales como su participación en el Auditorio Alfredo Kraus.