Escrito por Infonortedigital
Jueves 21 de Junio de 2007
Es una de las restauradoras más prestigiosas de España y está especializada en los trabajos de conservación de obras realizadas en piedra

La restauradora Concha Cirujano, miembro destacado del equipo de conservación del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, ha sido galardonada con la Medalla de Oro de Bellas Artes en su edición de 2007, un premio nacional que distingue a los mejores profesionales del campo de las bellas artes y que confirma la solvencia profesional y técnica del personal elegido para salvaguardar el legado artístico e histórico de la institución gestionada por el Cabildo de Gran Canaria. Cirujano, restauradora adscrita al Instituto de patrimonio Español, realizó los estudios para determinar los aglutinantes utilizados en el friso policromado de la Cueva Pintada en la intervención realizada para la recuperación y dotación museística del yacimiento, por lo que es una de las responsables de que Gran Canaria haya recuperado de manera feliz una de las joyas indiscutibles del patrimonio arqueológico insular. Estas medallas distinguen a las personas y entidades que han destacado en el campo de la creación artística y cultural o hayan prestado notorios servicios en el fomento, desarrollo o difusión del arte y la cultura o en la conservación del patrimonio artístico.

En este sentido, la trayectoria profesional de Cirujano cuenta con intervenciones y trabajos de restauración en espacios de la importancia de las sinagogas del Tránsito y Santa María la Blanca de Toledo, los Mausoleos Reales de la Capilla Real de Granada o la restauración del claustro gótico de san Jerónimo el Real de Madrid. La restauradora del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada se ha especializado en la conservación y restauración de la piedra, una actividad en la que se ha convertido en una de las más prestigiosas profesionales de España.

La vinculación de Concha Cirujano con el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada se inició a principios de la década de los 90, cuando se iniciaban los estudios para convertir a este yacimiento en “uno de los mejores parques arqueológicos de España”. Cirujano recibió el encargo de hacer un estudio pormenorizado de las pinturas para “ver si era posible la utilización de consolidantes para fijar las pinturas al soporte, cuestión que se descartó por las características especiales del yacimiento”. Desde entonces, destaca la restauradora, ha estado vinculada a la cueva al ser parte integrante del equipo de conservación, “uno de los retos más importantes” de su ya dilatada carrera profesional.

Sobre la Cueva Pintada, la flamante medalla de oro de Bellas Artes 2007 asegura que es “un sitio muy especial”. “Desde el principio me pareció uno de los retos más importantes de mi carrera desde el punto de vista de la conservación y es un espacio que hay que seguir estudiando para ver como funciona. Es un sitio estupendo como centro pedagógico y para mí ha sido un privilegio trabajar con un equipo humano que siente verdadera pasión por la Cueva Pintada. Ese es su mejor secreto, lo bien que ha funcionado el equipo encargado de su diseño, dotación, conservación y gestión”.

Infonortedigital

21 de Junio de 2007

Ampliar Imagen
Cueva Pintada.

Ese es su mejor secreto, lo bien que ha funcionado el equipo encargado de su diseño, dotación, conservación y gestión”.