Escrito por Infonortedigital
Jueves 21 de Junio de 2007

La primera sesión plenaria que el Consistorio de Agaete celebró después de su constitución el pasado sábado, sirvió para poner de manifiesto que los dos grupos con representación en el Ayuntamiento, PP y PSOE, comienzan el mandato con las espadas en alto.

La sesión plenaria extraordinaria de este miércoles, se caldeó bastante cuando se llegó al punto en el que se planteaba la incompatibilidad del concejal socialista Pedro Alemán, quien es personal laboral del Ayuntamiento.

El portavoz socialista, Sergio Cruz, intervino para decir que su grupo se iba a abstener en este punto ya que estaban estudiando la situación del edil, y al tiempo expuso los motivos por los que Alemán había querido formar parte de la candidatura socialista, por lo que el alcalde le recriminó que “ hiciera política”.

Posteriormente, en su intervención, Antonio Calcines, expuso que nunca, personalmente, había perseguido a nadie, para seguidamente, pasar a descalificar la profesionalidad del concejal socialista, asegurando que durante cuatro años, no había cumplido con sus funciones.

Ante esta salida del alcalde, el portavoz socialista argumentó que no cabían los ataques personales, y que esa cuestión se tenía que haber resuelto en el despacho de alcaldía, produciéndose una discusión entre los dos.

En esta discusión, Sergio Cruz fue advertido en dos ocasiones por el alcalde de que iba a ser expulsado, por lo que finalmente, Antonio Calcines solicitó a los agentes de la policía local, que pusieran fuera del salón de plenos al portavoz socialista, saliendo éste y los otros cinco concejales del PSOE.

Antonio Calcines se quedó unos minutos más, descalificando al edil socialista Pedro Alemán, en su función como personal del Consistorio, para posteriormente, levantar la sesión plenaria.

Infonortedigital

21 de Junio de 2007

Ampliar Imagen
Sergio Cruz.

Ante esta salida del alcalde, el portavoz socialista argumentó que no cabían los ataques personales, y que esa cuestión se tenía que haber resuelto en el despacho de alcaldía, produciéndose una discusión.