Escrito por Infonortedigital
Miércoles 01 de Agosto de 2007

Nos encontramos con una mesa del parlamento que certifica la elección de un presidente antes de que sea elegido. Nos encontramos con un funcionario que dictamina que unas instalaciones deben ser demolidas y cuatro años más tarde, la realidad se impone, y esa demolición no se sostiene. Nos encontramos con un grupo de Gobierno que ahora utiliza como garantía de verdad, los informes del mismo funcionario del que hace unos meses decían que no se podía fiar. ¿Tenemos políticos que no dicen la verdad?, ¿tenemos funcionarios que tampoco dicen la verdad? Queda claro que ninguno tiene credibilidad, ¿de quién o de qué debemos fiarnos?, ¿tenemos que conformarnos con esta mediocridad?

Infonortedigital

01 de Agosto de 2007