Escrito por Infonortedigital
Jueves 02 de Agosto de 2007

Fiel a sus principios fundacionales, la Fundación Canaria para la Reforestación ha puesto en marcha una iniciativa para recaudar fondos con el fin de iniciar las tareas de limpieza, restauración y mantenimiento de las áreas de bosque afectadas por el incendio declarado el pasado viernes en Gran Canaria.

Con esta iniciativa la Fundación brinda a empresarios, particulares y voluntarios la oportunidad de participar activamente en la limpieza y recuperación del Patrimonio Natural grancanario, seriamente dañado. Foresta garantiza que los fondos depositados en esta cuenta corriente solidaria tendrán como uso exclusivo los trabajos de campo en las áreas afectadas por el fuego y la potenciación de una recuperación continua y definitiva de las especies. La cuenta solidaria se ha abierto en Caja Rural de Canarias (nº 3177 0001 17 2092218722).

El Grupo Domingo Alonso ha querido unirse a la iniciativa de la Fundación Foresta poniendo de manifiesto una vez más su clara vocación social. Con una aportación total de 60.000 euros, el grupo empresarial continúa su labor social, comprometido con la realidad del Archipiélago, ya que también colabora con 30.000 euros en la cuenta solidaria abierta en Tenerife.

Según el director general de Domingo Alonso S.A., Claudio Alonso, “después de mucho trabajo para convertirse en un grupo empresarial de relevancia en las Islas, Domingo Alonso tiene como una de sus más firmes convicciones retribuir a la sociedad parte de los ingresos que esta le proporciona, y esta es una oportunidad perfecta para hacerlo”. Esta iniciativa ha de sumarse a otras colaboraciones de marcado carácter social como Aldeas Infantiles SOS España, Caritas Diocesanas, Obra Social de Acogida o UNICEF por la Infancia.

La Caja Rural de Canarias ha manifestado su intención de colaborar activamente en el proyecto.

Desde su página Web (www.fundacionforesta.org) la Fundación Canaria para la Reforestación ha dispuesto un servicio de voluntariado en el que pueden inscribirse los interesados en colaborar con las acciones de restauración y mantenimiento previstas para el comienzo de la temporada en el mes de septiembre.

Creando una base sólida a partir de un trabajo de campo completo y específico, centrado en las necesidades y particularidades de los diversos entornos afectados, Foresta pretende que en unos años los bosques canarios vuelvan a ser un valor turístico y medioambiental.

Más de un tercio de la masa forestal de Gran Canaria y aún sin cuantificar el alcance de los incendios en Tenerife, la Fundación estima que más de una treintena de especies endógenas corren grave peligro de extinción. Las llamas han acabado con las mayores superficies verdes del Archipiélago, alterando gravemente los ecosistemas que habían merecido la distinción europea de Reserva de la Biosfera.

Infonortedigital

02 de Agosto de 2007


Foresta pretende que en unos años los bosques canarios vuelvan a ser un valor turístico y medioambiental.