Escrito por Infonortedigital
Miércoles 08 de Agosto de 2007

El Gobierno de Canarias celebró este martes, un Consejo extraordinario para establecer, mediante Decreto, las ayudas, subvenciones y medidas para reparar los daños causados por los incendios acaecidos en las islas de La Palma, Gran Canaria, Tenerife y La Gomera durante los últimos días del mes de julio y los primeros días del mes de agosto.

Este Decreto, que ha sido rubricado, además de por el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, por los consejeros de Presidencia, Justicia y Seguridad; Economía y Hacienda; Obras Públicas y Transportes; Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación; Bienestar Social, Juventud y Vivienda; y Medio Ambiente y Ordenación Territorial, entrará en vigor el mismo día de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Para facilitar la solicitud de las ayudas se establecerán ventanillas únicas en los Ayuntamientos de los municipios afectados por los incendios, sin perjuicio de los registros establecidos por la legislación vigente.

Las primeras medidas que establece el Decreto están relacionadas con las ayudas y medidas excepcionales destinadas a las familias con destino a paliar sus necesidades más básicas y perentorias. En virtud de este concepto se concederá una ayuda por un importe máximo de 8.500 euros por familia, y será concedida por la Consejería de Bienestar Social, Juventud y Vivienda.

Vivienda

Asimismo, la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias financiará hasta el 50% del valor del coste de rehabilitación o restitución de la vivienda afectada, tras la valoración de un técnico municipal o por el Instituto Canario de la Vivienda si así se estableciese. Si se diera el caso de que las subvenciones de todas las administraciones no cubran los gastos de alquiler o reparación y rehabilitación de viviendas, el Gobierno gestionará un crédito sin intereses para este concepto.

Los receptores de estas ayudas, que gestionará el Instituto Canario de la Vivienda, serán los propietarios, usufructuarios o arrendatarios, siempre y cuando sea su vivienda habitual, y las comunidades de propietarios por daños en elementos comunes. En concreto, las medidas contribuirán a la reparación, rehabilitación y reconstrucción de viviendas, así como a alquiler de viviendas, por un máximo de 600 euros mensuales, si se ha producido la destrucción total del inmueble o cuando debido a su mal estado residual fuera necesario su demolición.

Si la vivienda afectada fuera la segunda residencia, el límite máximo de las ayudas ascenderá a 12.000 euros, en caso de destrucción completa, y hasta 8.600 euros para reparación o rehabilitación.

Sector agrario

El Decreto, aprobado por el Consejo de Gobierno, establece que serán objeto de indemnización a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación las pérdidas producidas como consecuencia de los daños registrados sobre áreas de aprovechamiento agrícola y ganadero. Para aquellas que no estuvieran cubiertas por las pólizas correspondientes el Gobierno de Canarias establecería una línea de ayudas que incluyera la producción y explotación de los productos así como la dotación de animales.

Recuperación medioambiental

Este Decreto contempla, asimismo, la reparación de los daños medioambientales producidos por los incendios forestales referidos y en la realización de obras, instalaciones o cualquier otra actuación necesaria para la prevención y su extinción.

Con el fin de contribuir a este objetivo la Consejería de Empleo, Industria y Comercio, a través del Servicio Canario de Empleo, prepara una medida específica para financiar la ejecución de trabajos de limpieza y reconstrucción de las zonas afectadas, que eviten la degradación del suelo y fomenten una rápida recuperación del entorno económico, paisajístico y natural.

Sector turístico

La Consejería de Turismo será el departamento responsable de gestionar y resolver las ayudas que contribuyan a devolver el establecimiento o la infraestructura turística a su estado original. Tendrán derecho a indemnización aquellas explotaciones turísticas que resultaron dañadas o se vieron obligadas a desalojar su establecimiento por razón de los incendios.

Infraestructuras municipales e insulares

El Decreto establece que serán objeto de ayudas los daños provocados en infraestructura públicas locales, especialmente los que hayan afectado a carreteras, transportes, telecomunicaciones aguas y puertos.

En este sentido, el Gobierno de Canarias ha establecido una línea de ayuda a la reconstrucción de la red de abastecimiento de agua, destinada a cubrir el 25 por ciento del coste de las obras en redes de titularidad insular, siendo responsabilidad del Cabildo el 25% restante, y contribuirá en un 45% a la reconstrucción de las redes de abastecimiento municipales. El sufragio del 50 por ciento restante en cada uno de los ámbitos corresponde al Estado.

Infonortedigital

08 de Agosto de 2007


Este Decreto contempla, asimismo, la reparación de los daños medioambientales producidos por los incendios forestales referidos.