Escrito por Infonortedigital
Jueves 09 de Agosto de 2007
La trayectoria, prevista para este mes desde principios de año, discurre por Tunte y Fataga

El próximo domingo, 12 de agosto, se llevará a cabo el séptimo recorrido de las rutas en bicicleta de montaña incluidas en el programa de actividades en la naturaleza Arucas en la senda, que organizan conjuntamente las Concejalías de Deportes y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Arucas y que se desarrollan por diversos parajes de Gran Canaria, estando organizado en esta ocasión un trayecto por algunas de las zonas más afectadas por el reciente incendio que afectó a Gran Canaria.

La presa de Chira, el pinar de Pilancones, la degollada de Manzanilla, Tunte, Fataga y su barranco y Maspalomas son los puntos incluidos en el itinerario de esta ruta, calificada de nivel alto, ya que combina subidas pronunciadas y descensos por senderos de dificultad técnica. La duración aproximada del trayecto es de seis horas.

Las personas que quieran tomar parte en esta actividad podrán inscribirse en la Casa del Deporte de Arucas. Para participar hay que abonar 6 euros, con los que se cubrirá el desplazamiento de deportistas y bicicletas hasta la presa de Chira y el regreso a Arucas. Los ciclistas contarán, además, con acompañamiento y supervisión de técnicos de la Concejalía de Deportes durante todo el desarrollo de la ruta y podrán participar, también, en un sorteo de material deportivo que tendrá lugar coincidiendo con la clausura de la temporada.

“A pesar de discurrir por una de las zonas más afectadas por el terrible incendio que ha azotado la isla, esta ruta sigue ofreciendo paisajes magníficos. El sendero en bicicleta presenta en esta ocasión muchos puntos de interés y uno de ellos es comprender la fragilidad de nuestra naturaleza y la necesidad de valorar y proteger nuestra flora y nuestra fauna”, apuntó el concejal de Deportes, Raúl Armas.

Infonortedigital

09 de Agosto de 2007


El sendero en bicicleta presenta en esta ocasión muchos puntos de interés y uno de ellos es comprender la fragilidad de nuestra naturaleza y la necesidad de valorar y proteger nuestra flora y nuestra fauna.