Escrito por Infonortedigital
Sábado 29 de Septiembre de 2007

Este lunes Paloma de Montemayor pretende comenzar una singladura, “Desafío paso a paso” que le llevará a recorrer toda la isla en solidaridad con todas aquellas personas que perdieron sus hogares en el incendio que asoló la isla de Gran Canaria durante el último verano.

Paloma asegura que, tras entregar toda la documentación pertinente para solicitar la ayuda que le corresponde por la pérdida del 100% de su casa ubicada en el barranco de Soria, el ayuntamiento le niega , por tercera vez consecutiva, la posibilidad de acceder a tales ayudas porque su centenario inmueble, ahora desaparecido entre las llamas, “no se encuentra en los planes municipales”.

Con esta aventura Paloma pretende solidarizarse con todas aquellas personas en situación similar que perdieron sus casas y ahora no tienen derecho a recuperarlas “ante la lentitud burocrática y la incompetencia de las administraciones locales”.

En la actualidad Paloma vive con sus dos hijos de 4 y 9 años y su marido – quien sufre una fuerte depresión – en un barranco de la isla por no tener medios económicos para acceder a una vivienda en régimen de alquiler (ambos cónyuges son artesanos y perdieron su taller en el incendio)

Paloma ofrecerá el lunes 1 de octubre a las 10:30 una rueda de prensa en el Pueblo Canario para partir posteriormente hacia Gáldar vía Avenida Marítima – Mesa y López – Guanarteme – Auditorio – Ctra. Norte.

Desde Gáldar pondrá rumbo hacia El Risco el martes para alcanzar el miércoles La Aldea de San Nicolás, uno de los municipios afectados por los incendios en Gran Canaria.

Durante toda la semana pateará sin descanso Tasarte, Veneguera y Mogán y prevé dormir el domingo 7 de octubre frente a las puertas de las oficinas municipales del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana en protesta por su situación.

Al día siguiente, Paloma partirá hacia Fataga para recorrer esa semana Tunte, Ayacata y Tejeda, desde donde descenderá hacia San Mateo y Santa Brígida para finalizar su travesía por la Isla otra vez en el punto de partida, Las Palmas de Gran Canaria.

A sus 45 años, Paloma carece de condiciones físicas y medios económicos para llevar a cabo este importante desafío en solitario y pretende sobrevivir con un saco de dormir y frutos secos durante todo el trayecto. La protagonista de esta historia invita a todas aquellas personas que quieran unírsele en el camino a que lo hagan, aunque sea por trayectos.

Infonortedigital

29 de Septiembre de 2007

Ampliar Imagen
Casa de Paloma.

A sus 45 años, Paloma carece de condiciones físicas y medios económicos para llevar a cabo este importante desafío en solitario.