Escrito por Infonortedigital
Sábado 29 de Septiembre de 2007

Este sábado, concluye el 83 Congreso de la Sociedad Española de Oftalmología con una interesante jornada dedicada casi por completo a la oftalmología pediátrica. Se abordarán cuestiones poco conocidas por la población pero bastante determinantes en la evolución y el crecimiento de nuestros pequeños. Alicia Galán Terraza, presidenta de la Sociedad Española de Estrabología hablará en profundidad de la tortícolis ocular en la infancia. Por su parte, José Belmonte abordará el gran avance que supone el desarrollo de los trasplantes de cornea en la infancia. Por último, Julián García Sánchez, cerrará la terna de intervenciones con una exposición sobre el glaucoma congénito. Además, Cristina Perís Martínez hablará del tratamiento de las ectasias craneales.

Tortícolis ocular en la infancia.

De entrada, Alicia Galán Terraza, presidenta de la Sociedad Española de Estrabología, abordará la cuestión de la tortícolis ocular en la infancia. Se conoce por tortícolis la adopción permanente o frecuente de una posición anormal de la cabeza respecto al eje corporal. posición a la que se llega por: Giro de la cara a la derecha o a la izquierda, tortícolis horizontal Inclinación de la cabeza sobre el hombro derecho o izquierdo, tortícolis torsionalElevación o depresión del mentón, tortícolis vertical. La tortícolis puede tener un origen diverso y, entre otras causas, puede deberse a patología ocular subyacente.

Trasplante de cornea en la infancia

Reemplazar la córnea dañada puede lograrse, por lo menos intentarse, mediante dos recursos sustancialmente distintos. El primero, consiste en utilizar cualquier material que tenga propiedades semejantes a la córnea. En este caso hablamos de implante o prótesis. Desde hace poco tiempo se viene consiguiendo el éxito de trasplantar una cornea artificial a un bebé. De esta manera se permite que los bebés ciegos puedan dejar de serlo.

El segundo recurso utiliza la misma estructura obtenida de otros seres vivos y se denomina entonces injerto o trasplante. En este caso existen tres opciones. El trasplante que proviene de una especie animal distinta se denomina trasplante heterólogo; si es de la misma especie se llama trasplante homólogo, y si proviene del mismo individuo se denomina autólogo.

El glaucoma congénito

Los niños afectados por el glaucoma congénito pueden nacer con una presión intraocular alta o pueden desarrollarla durante las primeras semanas de vida. El glaucoma congénito es una forma rara de glaucoma. Normalmente están involucrados ambos ojos, pero en distinto grado; los varones se ven afectados ligeramente más a menudo que las mujeres. Ocasionalmente, se encuentra presente un factor hereditario. Los genes responsables del desarrollo del ojo y las mutaciones que inducen al glaucoma y otros defectos genéticos están siendo investigadas actualmente, y ya hay algunos progresos con respecto a su identificación Sin embargo, se han encontrado casos esporádicos en niños que no tienen ninguna tendencia hereditaria al desarrollo de glaucoma congénito.

Por último, Cristina Peris Martínez, hablará del tratamiento de las ectasias corneales.

Infonortedigital

29 de Septiembre de 2007


Por último, Cristina Peris Martínez, hablará del tratamiento de las ectasias corneales.