Escrito por Infonortedigital
Jueves 22 de Noviembre de 2007

Verde, azul o amarillo, los tres colores que identifican los contenedores de reciclado de basura domiciliaria, y qué materiales van en ellos, fue la lección mejor aprendida por los escolares de 1º y 2º de primaria del colegio de Sardina que participaron este miércoles, en el arranque de la campaña “Aprender a Reciclar” puesta en marcha por el ayuntamiento de Gáldar, dirigida a todos los centros escolares del municipio desde 1º de primarias a 4º de la ESO.

Qué hacer con los bricks, cartones, plásticos, botellas y papeles que desechamos diariamente, cómo reconocer si son reciclables o no y a dónde van a parar una vez los depositamos en el contenedor adecuado, centró la explicación de la técnico Gema Mendoza que a partir de ahora, todos los miércoles, irá recorriendo los centros educativos del municipio para de forma entretenida enseñar cómo y qué reciclar.

El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa Monzón, acompañado por la concejal de Medio Ambiente, Encarnación Ruiz y la concejal de Educación, Encarnación Monzón, abrió el acto agradeciendo la colaboración de los centros escolares, y a los niños les animó a que participaran con sus padres aprendiendo primero a reciclar y cuidando de esta forma el medio ambiente, una responsabilidad de todos, ayuntamientos y ciudadanos.

Las exposición de la técnico se centró también en el desecho de los aceites. Con una explicación muy sencilla, mezclando en una botella aceite y agua, expuso a los escolares la importancia de no verter el aceite usado en el fregadero, porque daña enormemente la vida de la fauna y flora de nuestro mar, ante la mirada de asombro de muchos pequeños.

De hecho, informó que en breve en todos los centros escolares y las asociaciones de vecinos contarán con unos recipientes especiales donde los vecinos podrán dejar el aceite usado y que pueda ser reutilizado para otros usos, por una empresa especializada en su recogida y tratamiento.

Y astuto uno de los pequeños apuntó “pero si en mi casa no tiramos el aceite, nos lo comemos mojando pan”. No hubo nada más que decir.

Infonortedigital

22 de Noviembre de 2007

Ampliar Imagen
Inicio de los talleres.

Y astuto uno de los pequeños apuntó “pero si en mi casa no tiramos el aceite, nos lo comemos mojando pan”. No hubo nada más que decir.