Escrito por Infonortedigital
Miércoles 08 de Septiembre de 2010

Desde el sur hasta el norte, pasando por el centro, Gran Canaria entera se fue este martes de Romería, ya que los 21 municipios de la isla se dieron cita en la villa de Teror, para ofrendar a la Virgen del Pino, los productos del mar y de la tierra.

Desde primeras horas de la mañana, en la villa mariana se respiraba el olor a Romería, con los últimos preparativos a las carretas. Sobre las cuatro y media de la tarde, las puertas de la Basílica del Pino se abrían de par en par, para que saliera la imagen de la Virgen a recibir a los romeros y romeras.

Comenzaba así, una tarde de fiesta canaria, con la música de guitarras y timples, y con el homenaje a nuestras tradiciones, plasmadas en la decoración de las carretas.

Tejeda se acordó de los emigrantes canarios, y San Bartolomé de Tirajana se lució con su homenaje a la mujer trabajadora canaria. Ingenio presentó un hermoso terrero de lucha, con bregadores que apenas levantaban un palmo del suelo, y Mogán mostró el esplendor de su tierra fértil con una gran variedad de frutos.

No faltaron los bizcochos de Moya, ni el queso y los dulces de Santa María de Guía. El cochino negro de Valleseco recordó nuestra tradición ganadera, y las cebollas y plátanos de Gáldar, hablaron del esfuerzo de los hombres que lo han dado todo por esta isla.

Una nutrida representación de autoridades regionales, insulares y locales, acompañaron las distintas carretas, pero fueron los vecinos de cada municipio, los que sin duda pusieron la alegría y el color de la Romería del Pino.

Acompañando a la Virgen, se encontraban el obispo de la Diócesis, Monseñor Francisco Cases, y el cura párroco de Teror, Manuel Reyes, quienes agradecieron la generosa ofrenda del pueblo grancanario a su patrona.

Y no fue para menos, ya que los municipios ofrendaron más de 15.000 kg. de frutas, hortalizas, alimentos no perecederos e incluso pescado, que la Basilíca se encarga de repartir entre 14 asociaciones benéficas de ayuda a personas necesitadas.

Cuando la noche tomó Teror, la villa abrió su corazón hospitalario, para acoger a los miles de peregrinos, que desde todos los puntos, por todos los caminos y veredas, se desplazaron con el sufrimiento del camino, para ver un año más a la Virgen del Pino.

CASI 400 FOTOGRAFÍAS DE LA ROMERÍA OFRENDA EN ESTE ENLACE.

Infonortedigital

08 de Septiembre de 2010

Ampliar Imagen
En el frontis de la Basílica
Ampliar Imagen
Representación de Teror
Ampliar Imagen

Tejeda se acordó de los emigrantes canarios, y San Bartolomé de Tirajana se lució con su homenaje a la mujer trabajadora canaria.