750 efectivos trabajan en el PEVOLCA para la seguridad en La Palma, junto a los ayuntamientos



Las autoridades insisten en mantener la precaución y no acercase a la zona por autoprotección y para dejar trabajar al dispositivo

La deformación en la isla podría haber alcanzado los 28 centímetros



0203Reunión Comité Director

Las autoridades reunidas hoy en el Comité Director del PEVOLCA han coincidido en señalar que lo más importante es la seguridad de las personas y que hay que mantener todas las medidas de precaución porque la emergencia continúa. En la comparecencia ante los medios de comunicación, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha insistido en que la población no se acerque a la zona de la erupción y deje libre las carreteras para que el dispositivo de Protección Civil pueda trabajar y realizar las evacuaciones en caso de que fuesen necesarias. Sánchez recalcó que la gestión de la crisis no concluirá cuando la lava llegue al mar, sino con la puesta en marcha de todas las ayudas que sean necesarias para paliar los daños.

Por su parte, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, recordó que lo importante es que hasta el momento no se han producido daños personales, por lo que la población debe continuar extremando las medidas de seguridad y atender a las recomendaciones de las autoridades.

Un total de 743 efectivos de seguridad y emergencias conforman el dispositivo de las distintas administraciones que trabaja por turnos en la erupción volcánica en La Palma, entre ellos el Cabildo de La Palma, Bomberos Voluntarios de La Palma, Consorcio de bomberos de Tenerife y Gran Canaria, Unidades BIFROR, UME, Unidades PRESA, Guardia Civil, Grupo de Intervención en Emergencias (GES), Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local y Cuerpo General de la Policía Canaria. A ellos se añaden los funcionares municipales, protección civil y otros servicios de los consistorios de la isla.

Además, el operativo cuenta con un total de 138 vehículos, un Puesto de Mando Avanzado de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias desde donde se coordinan las actuaciones y 18 aeronaves del Gobierno, cabildos y el Estado.

El Comité Director informó que se han evacuado por el momento a 5.700 personas, entre las que se incluyen las 200 de Tacande realizadas en la noche de ayer. En los albergues habilitados permanecen 132 personas. Además, los primeros días se reubicaron en Tenerife unos 400 turistas que estaban alojados en las zonas de riesgo.

Entre los núcleos de población afectados por las evacuaciones se encuentran La Bombilla, El Remo, Puerto Naos, Las Manchas, Jedey, Charco Verde, El Charco, Todoque, La Laguna, San Nicolás y Tacande de Arriba hasta Echedey, de los municipios de Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte.

Actualmente el suministro de agua de regadío está condicionado a que no se vea afectada la tubería de agua de Los Guirres y se trabaja en el diseño de conducciones alternativas, autorizándose actuaciones de riego en zonas próximas pero aún no afectadas por la erupción.

En una primera evaluación provisional de los daños materiales se estima que 185 edificaciones podrían haber resultado afectadas, en las que 63 serían viviendas según el catastro.

El director técnico del PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende, señaló que en estos momentos hay dos lenguas o coladas: una más al norte, que se aproxima a Todoque, y otra más al sur que prácticamente no tiene movimiento.

En este sentido, el Comité Científico del PEVOLCA informó que en el momento en el que las coladas de lava alcancen la costa, la interacción del mar con la lava, puede generar explosiones, emanaciones de gases y desprendimiento del frente de lava.

Se recomienda mantener un radio de exclusión de dos kilómetros en torno a los centros de emisión para minimizar el riesgo de impacto de piroclastos y la exposición a los gases. También insisten en no aproximarse a las coladas de lava por el riesgo de exponerse a los gases emitidos, posibles desprendimientos y las altas temperaturas y reforzar la información a la población para que tome medidas de autoprotección ante el peligro que supone la emisión de cenizas por los centros eruptivos.

El informe del Comité Científico indica que la erupción continúa mostrando el mismo estilo eruptivo fisural, con mecanismo estromboliano, en una fisura en dirección NO-SE. La actividad se concentra actualmente en cuatro centros eruptivos (bocas) principales, el último de los cuales se abrió ayer a las 19:56 (hora local). Este nuevo centro muestra actividad efusiva y emisión de coladas de lava paralela a las coladas anteriores. Este nuevo centro se encuentra muy próximo a los demás activos. Se ha constatado una velocidad aproximada media de avance del frente de la colada de lava de 200 metros cada hora, continuando su avance hacia el mar. Esta alcanza espesores máximos de alrededor de 10-12 m.

En la jornada de este lunes, posteriormente a las 21:32, se registró al sureste de Tazacorte un terremoto superficial de magnitud 3.8 mbLg, sentido con intensidad III-IV, seguido en las siguientes horas de dos sismos también sentidos al suroeste de El Paso.

Se mantiene el valor dado en anteriores estimaciones de que los gases volcánicos emitidos pueden alcanzar los 3.000 metros de altura (según VAAC de Toulouse). La estimación actual de la tasa de emisión de dióxido de azufre (SO2) a la atmosfera por este proceso eruptivo, está entre 8.000 y 10.600 toneladas diarias.

Los expertos indican que la señal de tremor volcánico muestra una tendencia a la disminución de su amplitud en las estaciones sísmicas, probablemente debido a la concentración de la actividad estromboliana en un número menor de centros. Asimismo, se constata que las deformaciones han disminuido su velocidad, mostrando relativa estabilidad en las últimas 12 horas. La deformación medida mediante técnica INSAR muestra un máximo acumulado promedio de 28 cm.

En cuanto las condiciones meteorológicas, en las últimas horas se ha producido un cambio de dirección del flujo en los niveles medios-bajos de la troposfera, en torno a los 3.000 metros, girando de componente oeste a norte/nordeste, provocando un desplazamiento del penacho hacia el suroeste de la fuente de emisión. En la vertiente oeste afectada por la erupción se prevé régimen de brisas con intensidades comprendidas entre 10 a 20 km/h y en los niveles superiores predominio de vientos del nordeste. Se descarta que se produzca lluvia ácida durante las próximas 24 horas.

El Comité Científico señala que prosiguen los trabajos de modelización numérica de la extensión de flujos de lava y la monitorización de la velocidad de avance de las coladas de lava y su extensión. Además, se continúa con la monitorización diaria de la emisión de dióxido de azufre (SO2) procedente de los focos eruptivos mediante sensores ópticos remotos montados en helicóptero y la composición química del penacho mediante sensores multigas. Se realiza toma de muestras de ceniza y lava con regularidad y realizando inspecciones de campo y observaciones mediante drones.

Ante los grandes espesores de colada de lava observados en algunos puntos, se pueden producir colapsos de su frente que, en zonas de mayor pendiente, pueden conllevar la formación de grandes fragmentos de colada, que pueden desprenderse del frente de la colada y alcanzar mayores distancias. También en zonas de gran pendiente, se puede producir pequeños flujos piroclásticos.

Se ha reforzado el seguimiento continuo de la actividad y se comunicará cualquier cambio significativo que se observe. Manténganse atentos a la información que proporcionen las correspondientes autoridades de Protección Civil.  

Semáforo en rojo

El PEVOLCA establece un semáforo volcánico como sistema de alerta a la población basado en cuatro colores en función del riesgo: verde, amarillo, naranja y rojo. En el rojo se lleva a cabo la evacuación obligatoria de las zonas de riesgo.

En este sentido, hay que seguir las instrucciones y colaborar con las Fuerzas de Seguridad en la evacuación, mantener la calma y no propagar rumores infundidos. En caso de evacuación, su Ayuntamiento le comunicará las rutas de evacuación y el punto de reunión establecido. Solo se evacuará cuando se den las indicaciones para ello.

Entre las recomendaciones está cerrar todas las ventanas y puertas exteriores, bajar las persianas y cerrar los suministros de agua, gas y electricidad.

Llevar en una mochila su documentación y medicamentos de uso diario, teléfono móvil y su cargador, radio a pilas, linterna, ropa para unos tres días. Utilice solamente los teléfonos para lo estrictamente necesario

Dirigirse a los puntos de reunión establecidos y si tiene que ir a un albergue, acudir a los puntos de filiación.

En semáforo rojo también se facilitan indicaciones para protegerse de la caída de cenizas. No acercase al por ningún motivo al volcán, o a los flujos de lava 

En este sentido, hay que permanecer en sus domicilios hasta que se haya asentado, a menos de que haya peligro de que se derrumbe el techo.

Evite salir y si lo hace, cúbrase la nariz y boca con una mascarilla para evitar inhalar las cenizas directamente. Protéjase los ojos con gafas de protección tipo máscara, use gafas en vez de lentillas o coloque un paño húmedo sobre la boca. Evite hacer ejercicio al aire libre.

Cuando esté cayendo ceniza, cerrar las puertas, las ventanas y toda la ventilación de la casa (chimeneas, calefacción, aires acondicionados, etc.). Quitar la ceniza acumulada de los techos planos y de las canaletas de lluvia y mantener tapados depósitos y cisternas de agua.

Hay que evitar que la ceniza haga contacto con los alimentos. Lavar bien frutas y legumbres y no consumir alimentos al aire libre.

La ceniza acumulada hay que recogerla en bolsas plásticas, depositarla en contenedores y evitar tirarla al alcantarillado público.

Mientras dure el fenómeno hay que evitar conducir. Si tiene que hacerlo, extreme la precaución y no sobrepase los 40 km/h.

Las cenizas volcánicas consisten en fragmentos muy finos que pueden causar lesiones en las vías respiratorias, los ojos y las heridas abiertas, así como irritación en la piel.

Mantenga apagados los motores de los vehículos. Conducir puede levantar la ceniza, los motores pueden obstruirse y los vehículos pueden averiarse.

En el caso de sentir un sismo en el interior de una vivienda, protéjase bajo el marco de una puerta o de un mueble sólido, como una mesa, y sitúese lejos de las ventanas. No use el ascensor. Si tiene que abandonar tu casa, desconecta agua, luz y gas.

Si se encuentra en el exterior, aléjese de edificios altos, postes de la luz, vallas publicitarias, etc y así está cerca del mar, apártese de la orilla.

Recuerde que el 1-1-2 es un teléfono del Gobierno de Canarias sólo para emergencias, si desea algún tipo de información general sobre la situación deberá llamar al 012 o informarse a través de los medios de comunicación.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento