Agaete mi pasión: la historia del “Bar Perola” en su 25 aniversario. 1992 - 2017

El 30 de mayo de 1992, José Juan Jiménez Dámaso, conocido como "Pepe el Perola", dejaba la venta ambulante de loterías para reabrir de nuevo el bar sito en la vieja tienda de aceite y vinagre de los hermanos Lasito y Antoñito, cumpliéndose el 30 de mayo de 2019, el 27 aniversario  de aquella reapertura.

Imagen del 25 aniversarioImagen del 25 aniversario

Decía "Pepe Monagas" refiriéndose a esos locales, eran "mitad tienda y mitad cafetín", mientras las mujeres hacían la compra de la semana, los maridos que eran los que pagaban, se echaban las copas en una esquina, normalmente de la balanza "pa´allá". 

Una de las condiciones que le pusieron los propietarios era mantenerlo en el mismo estado que estaba cuando lo tenía  el antiguo dueño, Antoñito "Fifi". Tras más de medio siglo, en las estanterías siguen las viejas y empolvadas botellas de cognac 501, Martini, cointreau, el gaitero....

El  Perola

No fue fácil, la veterinaria inspectora de sanidad de la zona le exigía sustituir los viejos mostradores y expositores de madera por otros acorde con las normativas, pero al final se catalogó como bien etnográfico y se  consiguió que se mantuviera el local tal como siempre estuvo, no era lo más higiénico de acuerdo con los modos actuales pero era lo tradicional, era historia. 

Pepe contaba 25 años, nunca había trabajado en la hostelería, con la ayuda de "pa y ma"  y sus hermanos sacó adelante el negocio, hoy es uno de los más prospero de la villa, siendo la especialidad de la casa el "botellín acompañado de un puño de manises esparramaos sobre el mostrador."

El  Perola

Pepe y

Pepe es la paciencia personificada, un bonachón mientras no le toquen los cataplines, pero cuando lo alteran le sale la "vena tupía" más vale salir corriendo y si hacen falta refuerzos allí esta siempre "ma" con la escoba preparada.


"El Perola" es ya un bien etnográfico, tiene ficha en la carta de bienes de la FEDAC de Gran Canaria.

                    

 Pepe y "pa"

En el centro, Lasito y Antoñito, los hermanos antiguos propietarios de la tienda.En el centro, Lasito y Antoñito, los hermanos antiguos propietarios de la tienda.

"Historia según la ficha etnográfica FEDAC: se entrevistó a Rosalía Gertrudis García Medina, conocida como "Cisa" y que es nieta de la persona que abrió por primera vez el Bar Perola. Rosalía nos comenta que ya tiene 81 años de edad y que sus abuelos maternos Salvador Medina Palmés y Justiniana Bermúdez Álamo, comenzaron el negocio conocido actualmente como el Bar Perola, en el casco de Agaete, justo en la plaza del mismo. Fue a finales del siglo XIX y principios del XX. En aquella época era tanto tienda de comestibles como bar. Anteriormente su abuelo Salvador había montado una zapatería artesanal, era un negocio familiar donde trabajaban hijos, primos y sobrinos. después de la zapatería compró el edificio donde establecería la tienda/bar conocida por aquel entonces como "La tienda de Salvador", aunque no vivía en la misma, como solía pasar en muchos establecimientos de este tipo, sino en la calle León y Castillo, muy cerca del comercio. Salvador y Justiniana tuvieron 7 hijos, entre ellos, el mayor, llamado Salvador, también estaban Cirilo, Noemí, etc. Noemí Medina Bermúdez, madre de Cisa, que nos comenta que su abuela paterna se llamaba Rosalía Gertrudis, pero que a su abuela materna Justiniana no le gustaba porque decía que era un nombre muy pesado y decidió llamarle Cisa, "Cisita" cuando era niña. Su tío Salvador fue quién se puso al frente del negocio al morir sus padres Salvador y Justiniana. éste a su vez tuvo 2 hijos, Antonio, conocido como "Fifi" y Nicolás, conocido como "Las", que fueron los que continuaron el negocio familiar, sobre todo Antonio, ya que Nicolás murió muy joven, aunque su esposa estuvo trabajando un tiempo antes y después de morir él. Hasta hace unos 30 años estuvo funcionando un viejo surtidor de gasolina de manivela que instalaron junto al comercio. cuando murió Antonio, el bar pasó en herencia a su mujer Rosaura Alemán y a sus hijos, que lo arrendaron primeramente a un tal "Lolo", y posteriormente a José Jiménez Dámaso, Perola. Su abuelo, nos dice Cisita que era un emprendedor para los negocios, por lo que en la casa que está por debajo de la tienda/bar montó una fonda. Sólo era para comidas, y no para hospedarse. Había otras fondas en Agaete, la de Juan Tadeo en la calle León y Castillo, de comida y cama y otra por encima del bar de sus abuelos, conocida como la Fonda de Juan Luis. Por el Puerto de Las Nieves venían barcos que iban a Tenerífe, a La Aldea, a La Gomera, a El Hierro, etc. Por lo que muchas personas estaban de paso en Agaete y necesitaban de este tipo de establecimientos.

En las tapas actuales tienen queso, ropa vieja, tortilla, carne de conejo, carne de cochino, y los domingos hay sancocho. Actualmente se pone como antaño, los maníses con cáscaras encima del mostrador sin necesidad de ningún recipiente. Solo cuando se los llevan del bar a la plaza se meten dentro de un vaso. También se sirven chochos. Recuerda Cisita que se compraban los maníses por sacos, y que ella misma llevaba un puñado en un cartucho de papel a una panadería para tostarlos. Con los chochos, recuerda que los metían en sacos de guano vacíos y los llevaban a una acequia permanente y le ponían una piedra encima. Así los dejaban 2-3 días para endulzarlos. Se alumbraban en la tienda en esos años con lámparas de carburo. Su abuelo tenía una caseta donde almacenaba la mercancía que traían en camiones desde Las Palmas. Mucha de esta mercancía la compraban en unos almacenes del Puerto de Las Palmas, conocida como "Casa los Molina". No había en sus comienzos transporte público. y los carreteros, que eran transportistas que tenían unas carretas de madera fuerte, tirados por un caballo. era la forma de moverse en las distancias largas como ir a Las Palmas."

Fotos: Colección Manuel Martín Martínez-Ball y Rincones del Atlántico.Fotos: Colección Manuel Martín Martínez-Ball y Rincones del Atlántico.

Al igual que es importante el vaso a la hora de tomar un vino o una cerveza, también el lugar donde se toma  afecta al sabor, y "el Perola" es uno de esos lugares donde las cosas saben mejor que en ningún otro sitio, esperemos poder celebrar el 50 aniversario, muchas felicidades Pepe.

La cantante Olga Cerpa y  el grupo Mestisay le dedicaron una canción, "el Son del Perola"

Poema al Bar Perola  (un amigo anónimo).Poema al Bar Perola  (un amigo anónimo).

El "Bar Perola fue durante muchos años cabecera del programa folclórico de TVE,  "Tenderete".


  pdfPuedes descargar el trabajo en formato PDF imprimible desde este enlace

También puedes visualizar el trabajo en formato libro digital pinchando en la siguiente imagen.


 José Ramón Santana Suárez
Actualizado el Martes, 10 Septiembre 2019 09:22 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento