Agaete mi pasión: nacimiento y muerte del Belén Viviente de Agaete, 1970-1988

Años cuarenta-cincuenta, representación del auto de los reyes magos.Años cuarenta-cincuenta, representación del auto de los reyes magos.

La navidad de Agaete siempre fue peculiar, ya desde 1630, tenemos datos de las misas de la luz, cuando Alonso de Medina dona parte de su tierras a la iglesia para el sufragio de dichas celebraciones, misas que han ido evolucionando hasta llegar a la actualidad, donde los antes llamados cantores, más tarde luceros del alba y hoy luceros de la madrugada, recorren el pueblo al alba los nueve días previos al 25 de diciembre, despertando con alegres villancicos a los vecinos para que acudan a misa a la aurora.

En los años veinte del pasado siglo ya se representaba el auto de los Reyes Magos en la parroquia por navidad y recorrían el pueblo diversas parradas cantando canciones típicas, pero es tras la Guerra Civil, con la llegada del párroco don Manuel Alonso Luján, cuando la navidad agaetense tiene su máximo esplendor. 

El cura fomenta la construcción de nacimientos, que es como siempre se ha llamado en Agaete a los belenes, organiza visitas y concursos para fomentar que los vecinos los construyan. 

En la noche buena de 1947, se inauguran las lámparas de araña de las que aun sobreviven algunas en el templo parroquial y se realizan por los niños de la escuela representaciones de las escenas evangélicas de la navidad después de la Misa del Gallo. 

En 1952, destaca la prensa que el belén de la casa parroquial sobresale por "la utilización de una extraña combinación de luces multicolores."

El 16 de diciembre de 1959, D. Tomás Martín, Tomasito, como cariñosamente le llamamos los agaetenses, con el coro parroquial, deciden salir en la madrugada cantando villancicos y otras canciones populares, recorriendo la villa para anunciar las nueve misas de la luz, en conmemoración a los nueve meses de embarazo de la Virgen María y el posterior nacimiento de Jesús, luz del mundo, costumbre que se mantiene hasta nuestros días.

Años cuarenta-cincuenta, representación del auto de los reyes magos.

En la navidad de 1970, tiene lugar un acontecimiento que podemos calificar de histórico, porque durante 18 años fue un referente de la navidad de toda la comarca norte de la isla, el belén viviente.

Agaete siempre ha sido un pueblo inquieto, original, festivo e ingenioso y eso es lo que pusieron en práctica con escasos medios un grupo de jóvenes y no tan jóvenes, en la "placilla", hoy remodelada plaza de Fernando Egea. Con muy buen gusto, ambientación y con el armónico canto de canciones populares y navideñas de fondo, montaron el primer belén viviente. 

Belén Viviente de Agaete

A la una de la madrugada del día 25 de diciembre de 1970, al terminar la misa del gallo, detrás del coro parroquial que cantaba alegres villancicos, todo el pueblo se dirigió a "la placilla".

Los figurantes, unas cincuenta personas con vestimenta típica del campesinado canario, escenificaron varias escenas de la natividad según los evangelios, así se podía contemplar; el mensaje del ángel y la anunciación, el nacimiento, las lavanderas, los pastores, hilanderas, el mercado, numerosos animales, etc.

El éxito fue total y pronto corrió la voz por toda la comarca y en las sucesivos días que se representó comenzaron a llegar gente de los pueblos vecinos para ver el belén.

En la siguiente navidad 1971, en vistas del éxito del año anterior se decide trasladarlo a los alrededores de los Chorros, antigua fuente pública, de donde se abastecía de agua el pueblo, entonces un amplio terreno bordeado por el barranco, rodeado de riscos, palmeras y cuevas naturales. Organiza estos primeros belenes Manuel Santana Perera, Manolín.

Los vecinos de El Valle a su vez realizan una representación viviente de diversas escena de la navidad en la sociedad.

Belén Viviente de Agaete

El belén empieza a ser un acontecimiento que desborda el pueblo de visitantes, los días de su apertura largas colas ocupan la cuesta de Los Chorros y el camino real de "Las Ventanillas". 

La navidad y el belén se complementa con actuaciones de la coral del Casino de la Luz, diversos grupos folclóricos y actuaciones de la Orquesta Filarmónica de Las Palmas en la iglesia.

El 30 de diciembre de 1972, es tanta la fama que el obispo de la diócesis, monseñor Infantes Florido, se tira un salto para comprobarlo y ver el belén.

Coral Casino la luz.Coral Casino la luz.

En 1975, surge la polémica y el grupo de jóvenes que lo estaba organizando, por desavenencias con el ayuntamiento decide no hacerlo, poniéndolo en marcha una asociación de mujeres encabezadas por Dolores Cabrera, Nereida Jiménez, Tete Santana y Pino Martín, hoy ya todas fallecidas (D.E.P.).

En 1976, también está a punto de no celebrarse, organizándolo nuevamente la Asociación de Amas de Casa. Hasta este año se venía haciendo con vestimenta canaria mayoritariamente, es a partir de éste cuando se empieza a realizar con vestimenta hebrea y mayor sentido bíblico.

En 1977, vuelve la polémica, los jóvenes por un lado y las amas de casa por otro, volviendo a estar en peligro su celebración, terminando por organizarlo un grupo de muchachos entre los que me encontraba.

En 1978, después de siete años celebrándose, en plena transición política, no hay acuerdo entre los jóvenes y el ayuntamiento y el belén no se celebra, quedando una gran "magua" en la población.

 Belén Viviente de Agaete

En 1979, un grupo de jóvenes del pueblo crea una asociación cultural en los locales del antiguo cine, actual Biblioteca Municipal, nace la Asociación Cultural Antigafo. Esta  asociación desde finales del verano comienza los preparativos para volver a recuperar la representación del belén viviente que el año anterior no se escenificó. 1980, bajo la dirección de Pedro Armas Bosa, Pedrito, unas setenta personas, con un excelente y novedoso montaje escenificaron un belén hebreo. Con un coste de unas 300.000 pesetas de la época, contando con la ayuda económica y material del Ayuntamiento, Cabildo y Caja Insular de Ahorros, además de los donativos que entregaba el público en sus visitas.

 Belén Viviente de AgaeteLos sucesivos años lo organiza la Asociación Cultural Antigafo, bajo la presidencia de Javier Tadeo Alemán.

En 1983, como costumbre en Agaete, el pueblo está dividido políticamente en dos bandos, en mayo hay elecciones municipales que gana Alianza Popular, ocupando la alcaldía el polifacético D. José de Armas Medina, elecciones a las que se había presentado por el PSOE, el presidente de la Asociación Cultural Antigafo y organizador de la mayoría de los belenes, Javier Tadeo Alemán, que queda en la oposición.

Las desavenencias entre el ayuntamiento y la asociación no tardaron en llegar. La asociación cultural lanza en noviembre un comunicado anunciando que no se va a celebrar el belén por los siguientes motivos: 

"Obligados a tomar esta decisión, muy a pesar nuestro, puesto que el Belén requiere unas exigencias de superación que se manifiestan en cada edición, necesitándose una gran participación de personas que no debe limitarse a los miembros de esta Asociación, ya que por razones de estudio, trabajo, etc.. la mayor parte de éstos se encuentran en Agaete sólo los fines de semana, siendo simplemente ocho los días al mes hábiles para el trabajo.

Dado el carácter que ha adquirido el Belén Viviente, llegando a ser la principal manifestación que identifica a nuestro pueblo con las fiestas navideñas, entendemos que éste debe asumir una mayor responsabilidad en la participación activa del mismo, responsabilidad de la que se ha carecido en los últimos años, notándose que, a medida que avanzan las ediciones, la participación en las obras de realización es cada vez menor. Atendiendo a lo expuesto, es por lo que, desde estas líneas, invitamos al pueblo para que el próximo año no nos encontremos nuevamente solos y podamos volver a organizar el Belén Viviente de Agaete, contribuyendo todos a la realización y engrandecimiento del mismo».

Lo cierto es que al final se celebra, se consiguen las 500.000 pesetas que costó, aportando el Cabildo la mitad. Agaete junto con  San Mateo, son los únicos ayuntamientos de la isla que no tienen presupuesto cultural en aquellos años. 
El miércoles 28 de diciembre de 1983, el belén es visitado por el entonces presidente del gobierno de Canarias, Jerónimo Saavedra Acevedo, al que se le organiza una polémica escenificación extraordinaria, que para eso había aportado algunos cuartos, no apareciendo nadie del grupo de gobierno por el belén ya que a la misma hora tenía lugar un pleno en el ayuntamiento.

 Como curiosidad la prensa destaca que la única nota discordante y de mucha actualidad fue la de un vecino que le gritó a la comitiva: "Que se dejen de belenes y nos construyan el muelle".

Visita del Presidente del Gobierno canario Jerónimo Saavedra. La Provincia Jueves 29 de diciembre de 1983Visita del Presidente del Gobierno canario Jerónimo Saavedra. La Provincia Jueves 29 de diciembre de 1983.

En 1984 y 1985, más de lo mismo, no hay belén viviente, la asociación cultural es desahuciada del cine viejo porque es intención del ayuntamiento convertir el local en plaza de mercado del pueblo, trasladándose "el Antigafo" al viejo edificio propiedad del Cabildo, gobernado en aquel momento por el PSOE, sito en la calle la Concepción, actual centro Cultural de la Villa.

 La asociación alega que no hace el belén porque no hay local lo suficientemente grande para almacenar y fabricar los decorados. Realizando un belén viviente reducido en los propios locales de la asociación, con las mejores intenciones, pero no tiene nada que ver con el belén de los Chorros.

Las navidades de 1986, la asociación cultural Antigafo, ya todo un referente cultural de la villa, con enorme éxito y financiación del gobierno de Canarias, Cabildo y la Caja Insular de Ahorros, vuelve a organizar el belén viviente en su lugar tradicional, Los Chorros. Destacan en el diseño, Sergio García, Pedro Armas y Pepe Juan del Rosario.

 Belen Viviente de Agaete

En 1987, ya con el presidente de la Asociación Cultural Antigafo, Javier Tadeo,  con el bastón de mando de la villa en las manos al ganar las elecciones municipales, el ayuntamiento se vuelca en apoyo y ayuda en la construcción del belén.

Y como así es mi pueblo, a veces milagroso y a veces zorro, como decía el doctor Agustín Álamo, "parece que no sabe ná", en 1988, se celebra el último belén que más que viviente es de cuerpo presente, con él desaparece la tradición que desde 1970, era un referente de la navidad en toda la isla y que llevó a pensar a más de uno que Jesús había nacido en Agaete y que lo demás eran imitaciones.

En el 2001, un grupo de niños dirigido por Adrián Cruz Sánchez, escenificó un belén viviente en Los Chorros, con más voluntad que medios y en la actualidad los vecinos del Risco, barrio a 14 km. del casco urbano, escenifican otro en navidad, pero que no tiene nada que ver con aquel Belén tan conocido en toda la isla

El primer belénEl primer belén,

Belen VivienteLasito y Juanita.Lasito y Juanita.

Mariquita.Mariquita.

Bibliografía, la prensa de la época, mis recuerdos, fotos propias y de las redes sociales.


pdfPuedes descargar el trabajo completo en formato PDF imprimible desde este enlace

También puedes visualizar el trabajo en formato libro digital pinchando en la imagen siguiente.


 José Ramón Santana Suárez

 

 

Actualizado el Martes, 10 Diciembre 2019 10:09 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento